Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

martes, 15 de diciembre de 2009

Suicidio.

Una adolescente de 15 años sube por las escaleras con lágrimas en los ojos. No llora por el amor, ni por los amigos, llora por lo injusto, porque sus padres no le dejan salir en la noche de San Juan, no le dejan ir a la playa, estar con sus amigos, divertirse, no le dejan ser feliz. Sus padres no la entienden, no la comprenden, no saben como es ni lo que ha vivido, ni lo que ha sufrido. Se creen que por retenerla no hará nada, sera una santa, una monja amargada. Pero se equivocan y mucho. Termina de subir las escaleras y entra en su casa, su hermano de 18 también esta allí, que por culpa de sus padres no puede salir tampoco, va corriendo hacia el y lo abraza con lágrimas en los ojos. Una idea loca se le pasa por la cabeza, pero esta dispuesta a hacerla.  Sus padres todavía tardaran en volver. Le abraza más fuerte a su hermano y le dice entre lágrimas que se va a dormir, un buenas noches y un te quiero mucho. Bonita despedida. Le sonríe entre lágrimas y se encierra en su habitación, con pestillo. Mira encima del escritorio el cuchillo de la manzana de la comida. Sonríe secándose las lágrimas. Solo piensa en vengarse de manera cruel de sus padres, de hacerles sufrir, de hacérselo pasar mal. Sabe que eso le costara mucho, demasiado, pero esta dispuesta, ya no le harán cambiar de opinión. Coge una libreta pequeña y escribe todos los nombre de las personas que quiere, poniendo al lado un os quiero, os echaré de menos. Todos los nombres están, menos el de sus padres. El de su hermano, su novio, su mejor amiga, todos están. Pero los de ellos no. No quiere despedirse de ellos, ya lo hará. Con el cuchillo en la mano derecha, se corta las venas de la izquierda, empieza a salir sangre y sonríe conteniendo las ganas de gritar, le duele muchisimo, pero no puede gritar, por lo que se muerde el labio, haciéndose más sangre ahí. Deja el cuchillo lleno de sangre sobre la cama, y con la mano derecha se mancha de sangre, y empieza a escribir en la pared: " Esto es por vuestra culpa, seré libre aun que sea así. Adiós" Doce palabras que lo dicen todo. Ella solo piensa en la libertad, le da igual como conseguirla, el precio no le importaba. Tras escribir aquello, esta muy débil, tirada en la cama, con lágrimas en los ojos por el dolor, no lo soporta más. Cierra los ojos y antes de desangrarse, de dejar de respirar, pone en su corazón dos iniciales. La "M" y la "J", las iniciales de personas increíbles en su vida. Cierra los ojos tras ello y se deja llevar a un lugar en el que la libertad esta asegurada, en el mundo en el que nadie le mandará. Sabiendo que aquello les marcará toda la vida a sus padres. Muere con una sonrisa en los labios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario