Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 17 de marzo de 2010

Irreversible.

Aquella mañana se sentía desfallecer, y una vez más, no podía levantarse de la cama. Su cuerpo le pesaba, sus brazos no podían salir de entre las mantas, y el corazón cada vez le latía más y más lento. Era incapaz de abrir los ojos y los párpados, ardientes, quemaban sus pupilas como troncos de pino en la chimenea. Sentía cómo el frío del invierno recorría sus extremidades hasta llegar al mismo centro del corazón, anulando cualquier sentimiento bueno o malo que haya podido tener. Frágil como el cristal, inocente como un niño, lentamente se moría. Tan sólo una limpia lágrima pudo salir de ella, acariciando su cara, más tarde su cuello y, por último, la almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario