Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

lunes, 31 de enero de 2011

Has demostrado ser débil.

No sabes la tristeza que me da ver como se va, como desaparece esa amiga a la que tanto he querido y apoyado durante toda mi vida, porque se ha ido, quieras o no darte cuenta, ya no es la que era antes, ha cambiado, ya no es esa niña que se reía con cualquier cosa, la niña que echaba cara a cualquier problema, por dificil que fuera, la niña que tenia una sonrisa siempre en su cara, la niña ingenua que confiaba en todo el mundo, la niña que tanto a llorado y que tanto a sufrido y que a pesar de pasarlo mal, ella sonreía haciendo ver, que para ella los problemas era una razón para sonreír, porque era una niña fuerte y podía superarlos, Pero No, hoy esa niña ha cambiado, a desaparecido, ya no ríe, ni sonríe, ya no aguanta con un problema, con pequeño que sea, ya no ayuda a los demás, y se ha olvidado de las personas que la quieren, ahora es otra, y es dura con todo el mundo, a perdido la sonrisa que la caracterizaba, como una persona fuerte, valiente, y es que ella, no se da cuenta, ella quiere demostrar lo fuerte que es, y no se da cuenta, que a perdido la sonrisa, la sonrisa que la caracterizaba como la persona mas fuerte del mundo, para mi. La persona que aguantaba el problema mas grave del mundo, y lo superaba. Ahora su vida, es aún mas dura de lo que era antes, porque aunque antes su vida no era fácil, ella la hacía única, demostrando al mundo que era fuerte, pero ahora, cuando de verdad quiere demostrar esto, no puede, porque ha perdido la sonrisa, la felicidad, y lo único que le ha demostrado al mundo es que es débil y que no puede vencerle.

domingo, 30 de enero de 2011

Demuéstralo.

LOVE, AMOR, AMOUR, AMORE, CINTA, DASHURIA, LIEBE.
No me importa como me lo digas, si en inglés, en italiano, en francés, en español, en aleman, no me importa, lo único que quiero es que me lo demuestres, que me des razones para confiar en ti, que no sean simples palabras lanzadas al viento, que sean hechos, que me demuestres que es verdad.

sábado, 29 de enero de 2011

El día de mañana, lo demostraré.

Cuando sientas que no puedes más, que no te quedan ganas para vivir, fuerzas, aquí estaré, demostrandote que te quiero, que te quiero de verdad, puedes llorar a mi lado todo lo que quieras, es más, lloraremos juntas, reiremos juntas, puedes confiar en mi, que de verdad estaré a tu lado, cuando todos te hayan dejado de lado, cuando estes completamente sola.. Porque yo, quiero demostrarte que de verdad te quiero, que de verdad puedes contar conmigo, que no es un simple ''Estoy para lo que sea'' , ''Llámame si lo necesitas'' Porque muchas son las personas que lo dicen, pero pocas las que lo hacen, todas te dejan tirada en el peor momento, cada una de las personas que mas quieres, una a una, quizás hoy no, pero sí mañana, cuando verdaderamente estes mal y ellos/as ocupados con sus vidas. Pero yo no soy así, yo te quiero de verdad, y cada lágrima que derramas, es una puñalada en el corazón que siento...Quizás hoy yo soy como ellos, que solo te digo las cosas de palabra, que te digo ''Lloraremos juntas'' ''Confia en mi'' ''Te quiero de verdad'', y quizás hoy no te lo pueda demostrar, pero el día de mañana, cuando estemos abrazadas, llorando juntas, recordaras estas palabras, y es entonces cuando te habré demostrado que en mí, puedes confiar, y es entonces cuando te darás cuenta de que yo te quiero de verdad.

viernes, 28 de enero de 2011

Esta soy yo.

Esta soy yo, asustada, pero decidida. Como esa canción yo nose si estoy en peligro de extinción, pero aquí pondré cosas que me pasen diariamente, textos, relatos o cosas que simplemente quiera.

jueves, 27 de enero de 2011

No ver la simple realidad.


Cuando somos pequeño creemos que nos hemos enamorado completamente, que ese chiquillo que te gusta desde pequeño y que te a robado el corazón sera para siempre tuyo, que crecereis juntos, y compartireis momentos juntos, que os dareis juntos el primer beso, que haréis el amor por primera vez juntos... y sin embargo ya de pequeño te das cuenta de que eso es mentira, que cambias de novio cada dos dias, que cambias de amigos muy rapido por enfados tontos... nunca lo habia pensado pero es asi, desde pequeños vamos aprendiendo a olvidar pero cada vez se hace mas duro olvidar a esa personita que cuando la ves te da un vuelco el corazon que cuando te habla por el tuenti o por el messenger sientes cosas en la tripa como llamariamos de manera cursi mariposas...
Al hacerte mayor te enamoras de ese niño que te saca casi 4 años, que el ya a terminado los estudios y tu todavía estas en la ESO, que el ya ha hecho de todo con todas y tu acabas de dar el primer beso, y además a la persona con la que no querías, porque siempre queremos que la primera vez de todo sea perfecto, que sea magico, maravilloso, con alguien a quien amemos y que nos ame...
y sin embargo nunca, pero nunca es asi, todo sale de improvisto, no puedes planear como sera tu primer beso, porque hay veces que te lo roban simplemente, tampoco tu primera vez, porque en un arrebato de pasión y de deseo lo puedes hacer con quien menos quieres, con quien menos esperas... y sin embargo yo pienso que no hay que arrepentirse de nada de ello, que puede que al principio te arrepientas pero si luego lo piensas puedes sacar algo positivo de todo eso. Dicen que de los errores se aprende, pero a veces puedes caer en los mismos errores una vez tras otra, tropezando constantemente con la maldita piedra que siempre se te cruza en tu camino y que tu, cegada por la luz de sus ojos, esos ojos que piensas que son los más bonitos,no ves.

miércoles, 26 de enero de 2011

Sigues en mí, a pesar de todo....


Sabes, a pesar de todo sigues en mi mente. En mi corazón no te puedo asegurar que sigas, pero en mi mente si. Mis pensamientos se desvían solos al día que te conocí, al como eras antes. Antes, cuando me moría por ti, cuando con tan sólo verte conectado, me hablabas y me decías cualquier tontería, y ahora? Estamos tontos o qué... Pasas de mi cara como de la mierda. No me haces ni puto caso y lo cierto es que yo a ti cada vez te voy haciendo menos caso también. Al final esto terminara como si nada hubiera pasado como si no nos conociéramos...
Todavía tengo tu colgante guardado, lo tengo cerca mía aun que no lo lleve puesto. Me recuerda demasiado a ti como para llevarlo puesto, pero cerca siempre lo llevo, igual que es cerca como te siento cada vez que lo toco. Porque me acuerdo de aquel día de verano, uno de los mejores de ese verano.

martes, 25 de enero de 2011

Día perfecto a tu lado.

Una mañana. Aparentemente normal. Las 8 de la mañana y mis ojos se abren mirando como entras en la habitación con las manos en la espalda. Como te acercas a mi con tu mejor sonrisas y como me das un dulce beso en los labios, sacando de tu espalda un pequeño ramo de 6 rosas, rojas, como nuestros labios cuando nos besamos hasta hartarnos. Tu mano me ayuda a levantarme de un salto, mientras me llevas en brazos hasta la ducha. Una ducha fría y caliente a la vez entre risas y agua. Salir y que me envuelvas con tus brazos mientras nos secamos entre besos. Me tapas los ojos con un pañuelo, mientras me montas en tu coche, ese que tanto me gusta por el simple echo de pasar en el mil momentos juntos. Quilómetros noto que pasan bajo las ruedas mientras canto entre risas las canciones de la radio. La mejor melodía tu voz. Esas palabras que me vas diciendo mientras pregunto impaciente como una niña cuanto queda. Llegamos y me empiezas a quitar ropa, mientras con los ojos cerrados te empiezo a quitar yo ropa a ti. Los dos desnudos, yo sin ver, me coges en brazo y conforme vas andando voy oyendo el sonido del mar cada vez más cerca cuando de golpe noto el agua en mi cuerpo, abrazado al tuyo, entre tus brazos. La mejor sensación. Por fin me quitas la venda y te miro riendo, besándote con ganas, dejandote sin respiración, ahogandome yo en el beso mientras bajo de tu cuerpo, nadando como un pececito feliz. Desnuda frente a ti, sin vergüenza sin temor. Después de mojados, vestirnos lo justo entre caricias y miradas de amor y pasión. Sacando del maletero una cesta llena de comida. Con fresas, chocolate, nata, helado y una botellita de vodka. Un mantelito rojo puesto contra la arena de la playa, los dos sentados metiéndonos comida mutuamente, echándonosla por el cuerpo, comiendo el uno del otro, entre más de mil besos y mordiscos, mil caricias y mil susurros. Dulce comida. Las 4 de la tarde. Hora de volver al coche. Subir y ir directos al cine. Una película de miedo, para asustar y estar pegaditos, y tras esa, una de amor, para llorar entre besos de amor, besos salados. Terminar las dos películas. Las 9 de la noche. Hora de cenar. Vuelta al coche. Espera, ¿donde estamos? No es el coche, es un barco, un pequeño, modesto y dulce barco. Con una mesa en la proa con velas, y comida. Un solo plato. Comer juntos, todo juntos, como mejor se hace. Terminar de cenar mi comida favorita. Un chapuzón en el río, en bañador, mientras nos ahogamos más por los besos que por el agua. Volver al sitio donde todo empezó. Mi habitación. Sin nadie en casa. Llegar en sus brazos entre miles de besos, con la ropa fuera en mitad del pasillo. Entrar de su mano y sonreír mientras en el techo, miles de fotos en grande de los dos, de miles de momentos. En la cama, miles de pétalos de rosas, y en las mesitas varias velas de colores claritos y llamativos. Tumbarnos en la cama entre besos, abrazados y más caricias, entre mordiscos y susurros, entre el sueño y la realidad y después de todo, dormir apoyada en su pecho.

lunes, 24 de enero de 2011

Quizás lo que falte sean tus brazos a mi al rededor.


Siéntate en el suelo, pero no en cualquier suelo. Busca una playa y vete al rincón más alejado, donde no haya nadie, donde nadie te mire, donde estés alejado de las familias, de la gente en general. Siéntate en la orilla del mar, donde el agua no cubra, donde el agua tan solo llegue hasta tu cintura estando sentado. Ahora cierra los ojos y deja volar tu imaginación, donde te lleve, aquí no ahí limites. Tírate hacia atrás en la arena, apoyando tu cabeza en tus propias manos. Ahora abre los ojos despacio. Si es de día, veras nubes, veras el cielo azul y veras el sol. Si tienes la suerte de que sea de noche, veras prácticamente el universo, veras la luna, quizás llena o quizás en forma de uña. A su al rededor veras las estrellas, formando formas para que sigas imaginando.
¿Qué más necesitas? Con tu imaginación sobra.

domingo, 23 de enero de 2011

Ahí veces que las mentiras no se creen.


- ¿No crees en el amor?

+ No

- ¿Entonces porque estas queriendo a una persona? ¿porque quieres estar a su lado?¿Porque te derrites cuando te besa?

+ No es amor, es obsesión.

- Empieza siendo obsesion hasta que alfinal te enamoras sin darte ni cuenta.

+ Yo solo se que no creo en el amor. Ya no.  El amor se supone que tiene que ser bonito, que te hace sonreir y estar bien no que te hace llorar estar mal, deprimirte, y derrumbarte

- Pues entonces no le quieras...

+No le quiero

sábado, 22 de enero de 2011

La infancia queda atrás.

Y allí se encontraba. Una niña ya no tan niña. Con su pelo moreno moviendose por el viento. Mientras sus manos sujetas al hierro del columpio se quedaban quietas. Las lagrimas corrian por las mejillas de ella. Lagrimas llenas de recuerdos de la infancia. Ese mundo infantil en el que ya no esta, en el que a dejado atrás y con él mil cosas por hacer. Los recuerdos sin preocupaciones, con la indiferencia de la vida. Tan solo teniendo que columpiarse en el simple columpio de la rueda, esa infantil aficion que de pequeña borraba cualquier tristeza y que ahora por más que te columpies, los problemas siguen ahí, pegados a tu piel sin querer despegarse, sin compasión hacia nada y menos aún hacia a ti. Los problemas que de pequeña eran simplemente haberse caido y echo una herida, ahora son más profundos, más que una simple herida superficial. Pero lo único que podemos hacer, es ser fuertes, abandonar ese columpio que ya no sirve para nada y demostrarle al mundo que nada ni nadie hara que tu sonrisa desaparezca.

viernes, 21 de enero de 2011

Dulce princesa de cuento

Te vas haciendo mayor, vas creciendo tanto fisicamente como mentalmente. Pero en el fondo sigues llevando a esa dulce e inocente niña con el vestido de princesa que tanto gusta a las niñas. Esa misma que te impulsa a ponerte un vestido de princesa y a echar a correr en dirección del palacio encantado. Ese palacio en el que si dios quiere estará el principe azul. Ese principe que te durara eternamente y que te hara vivir el cuento de tu vida en el que el final será el de todos los cuentos : " Y fueron felices y comieron perdices". Pero hay veces que la princesa tiene alergia a las perdices. Las veces en las que no siempre es así. Ese final tan solo lo tienen los cuentos inventados. Ninguna historia real acaba así. Jamás acaba así porque el sueño siempre acaba en pesadilla.

jueves, 20 de enero de 2011

Uno y uno no siempre son dos.

Y ahí veces en la vida que no siempre es lo que parece. Que lo bonito no es lo mejor. Que lo que peor parece es lo mejor, lo qué más conviene. Las sonrisas no siempre demuestran felicidad y se puede llorar también de alegría. Las apariencias engañan como en Blancanieves. ¿Quien iba a pensar que una dulce anciana iba a acabar con una dulce princesa? Esta claro que engañan las apariencias así como las sonrisas fingidas aparentan cosas que no son. Pero a fin de cuentas, ¿quien se va a preocupar lo suficiente como para darse cuenta de que en realidad no sonríes de verdad, que en realidad mil cosas te joden por dentro y te hacen daño?. Nadie se da cuenta. Por qué a nadie le importas lo suficiente, date cuenta.

miércoles, 19 de enero de 2011

No soy como todas ni todas son como yo.

Ni siquiera soy parecida al prototipo que todo chico desea. No soy bajita como les gusta, no soy rubia, ni tengo unos ojazos que quitan el hipo, ni siquiera tengo una bonita sonrisa. Mi cuerpo también deja mucho que desear. No tiene las curvas bien puestas ni el culo y las tetas perfectas. Básicamente soy otra más, otra del montón. Mi sonrisa es más bien horrorosa, mis ojos son capullos, marrones normalmente, y verdes al sol. Mi pelo moreno subnormal perdido, ni liso ni rizado, ondulado. Mi cuerpo, demasiado alto, con las piernas que odio, la cintura mona y las caderas sin comentarios. A fin de cuentas soy como soy, pero la verdad, me da igual como me vean desde fuera, lo que piensen, lo que intenten. Soy como soy, con mis defectos, mis virtudes, mis tonterias mis locuras y con todo lo que mi persona conlleva, y a quien no le guste, que se vaya por donde ha venido.

martes, 18 de enero de 2011

Sencillamente cada día que pasa te echo más de menos.

Es simple. Te echo de menos. Cuatro simples palabras que lo dicen todo en resumido. Porque echo de menos tu sonrisa, tu mirada, tus manos, tus palabras, tus tonterías tus besos, tus abrazos, te echo de menos a ti entero. No sabes cuanto pienso en ti. Involuntariamente, sin yo querer, pero simplemente apareces en mi mente marcando mis sueños, haciendo que mi mente se desvié hacia todos los momentos que he estado a tu lado. Que no son muchos, pero son los suficientes como para recordarte, como para echarte de menos. No se si será por envidia, por tontería, pero simplemente, TE ECHO DE MENOS.

lunes, 17 de enero de 2011

Un sueño profundo e infinito.

Tengo sueño. Mis ojos poco a poco se van cerrando. Mis pestañas cada vez les cuesta más y más parpadear. No quiero seguir despierta. Quiero dormir, dormir y ni siquiera soñar.  Dormir para siempre. No despertar nunca más. Cómo la bella durmiente, durmiendo durante 100 años. Sin preocupaciones, en un sueño perfecto. Pero yo no quiero que un príncipe me despierte con un beso. Porque a fin de cuentas, príncipes y princesas en esta vida no existen. Simplemente yo no quiero despertar.

domingo, 16 de enero de 2011

Putas canciones que tienen que sonar cuando yo escucho la radio.

Y esa canción que a cada momento escucho. Esa que me recuerda siempre a ti. A un momento tras otro. Cuando me la pasaste al movil el primer día que nos vimos. O quizas al día que estabamos en tu casa, que después de mil besos y locuras, nos despedimos con dos simples besos. Cada palabra de esa canción hace que mi corazón se encoja. Me recuerda tanto a todo... Me deprime tanto,que cada vez que me la ponen en la radio me entran ganas de quitarla. De apagar la radio y echarme a llorar. Pero no vale la pena, estoy harta de llorar por gilipollas que no valen la pena. Y lamento decir que te cuento entre ellos.

sábado, 15 de enero de 2011

Y me perdí.

Hace años me perdí. Me perdí en cada rincón de la vida. En cada paso que daba me perdía. Sin saber que cojones hacia en esta vida. Sin tener rumbo fijo. Cada paso que daba me hacía caer contra el suelo. Cada vez más bestiamente, haciendo me cada vez más y más daño. ¿Y ahora? Ahora las ostias son mortales. Cada paso que doy me esta esperando una piedra, y los más patético es que una tras otra vez es la misma piedra. Es la piedra en la que esta tu nombre grabado. Para joderme a cada segundo que pasa. No lo entiendo, sé que nadie dijo que esto seria fácil, pero ¿tenia que ser imposible? Las cosas difíciles gustan, las imposibles las odio. Puede ser que sean cosas mías y que tan solo sean poco probables, pero poco probables para mi son imposibles, porque nunca me pasa lo bueno, la suerte no esta de mi parte, se ve que de pequeña la humille demasiado o algo, pero ahora que lo pienso que digamos mi vida no esta llena de suerte, así que no lo entiendo.

viernes, 14 de enero de 2011

La verdad duele.

Y lo cierto es que cada día me doy dando cuenta de quien de verdad se preocupa por mi. De quien de verdad siente lo que dice. Quien no me engaña y quien con cada palabra que dice lleva diez mentiras detrás. Puede ser que yo no sea la persona más sincera de este mundo, pero yo por lo menos si que voy de frente. No simplemente de un día para otro dejo de hablar a la gente, ni dejo de mirarlas. Puede que no sea la mejor amiga que alguien puede tener, pero si que soy buena cuando quiero, aun que también sea una borde muchas otras veces. Pero simplemente, soy como soy.

jueves, 13 de enero de 2011

Ni se que titulo ponerle...

Y yo no digo que sea una niña dulce, más bien al contrario, soy una niña borde, que contesta a toda persona viviente. Pero todo eso tiene su historia. Puede que me eche a llorar por dos palabras que me digas o que eche a correr con tan solo una mirada. Puede que merezca muchas cosas, pero lo que no me merezco es lo que nadie se merece y con lo que convivo desde que tengo recuerdo. No me refiero a otra cosa que lo que se puede llamar: bullying. No escribo esto para aparentar ser una víctima, ni para dar pena ni por nada. Simplemente quiero desahogarme de una vez por todas, ya que a la cara soy demasiado cobarde y siempre que hablo del tema acabo entre lágrimas que no me dejan explicarme. Es con algo que vivo desde siempre, y con lo que se meten o metían diariamente, mis lágrimas. Con cualquier cosa que pasaba mis ojos por si solos empiezan a llorar, aún yo sin querer llorar, intentando esconder mis lágrimas, sólo ahora las consigo controlar y tampoco demasiado... Quizás fue por cosas que hice, por querer alejarme de mi colegio de cuando tenia 5 años e ir de mal en peor. Quizás fueron las consecuencias de huir, aun que pensándolo bien, una niña de 5 años ¿Cómo va a saber elegir? Mejor dejo de hablar de este tema que me deprimo.

miércoles, 12 de enero de 2011

Mi corazón en tus manos.

¿ Me haces un favor? ¿Me puedes coger de la mano? ¿Sí, de verdad? Oins, muchas gracias en serio. Pero te tengo que pedir un ultimo favor más, prometo que será el último que te pida... o eso intentaré. Solo quiero que me cogas de la mano con mucho cariño, con mucho cuidado. Mi mano simboliza mi corazon, si lo sueltas caera al suelo, y tendra el mismo efecto que si tiras un cristal, un espejo contra el suelo. Se romperá en mil fragmentos esparciendose por todo el suelo, como si fueran los pedazitos de mi destrozado corazón. Ten cuidado si los quieres volver a juntar todos. No lo conseguiras facilmente. Y jamás podras hacer que queden como al principio. Muchos pedazos quedaran pegados al suelo como recuerdo de esa vez que se te resbalo de los dedos. No era gelatina, era mi corazón. Y tú tan indiferente lo dejastes caer, o incluso lo empujastes, en dirección al suelo. En una caida directa. Desde el cielo al infierno en un suspiro. Mis manos pasean por el suelo, cogiendo un pequeño trozo, con todas mis fuerzas lanzandolo contra la pared, haciendo que desaparezca en mil pedazos invisibles. Cogo otro con las yemas de mis dedos, cortandome levemente, sin querer, con él. Sangre de la yema de mis dedos que caen por el trozo de espejo, haciendo borrosa la vision de mi propia cara. Ese mismo trozo lo paseo por mi muñeca, jugando con mis venas sin ser capaz de cortar. Sin tener el valor de acabar con ese tormento de vida. Al fin y al cabo todos somos unos cobardes y practicamente nadie se atreve a acabar con su vida de esa manera. O por lo menos yo no soy capaz de ello, estimo demasiado mi vida incluso odiandola a cada momento. Porque cada trozo de cristales que estan en el suelo simboliza un momento, una ilusion, una amistad... Que todas se irian olvidando si me atreviera a hacer eso. En definitiva, ese trozo de espejo lleno de sangre de la yema de mi dedo, acaba junto al otro, estampado contra la pared. Y en mi cara, la sonrisa de saber que todavia viviré la vida, con todo lo bueno y malo que eso conlleva.

martes, 11 de enero de 2011

Sin comentarios... ¡Joder!

Y se que lo que hago esta mal. Y se que no puedo estar picandote todos los días a todas horas. Se que es malo provocar como si no pasará nunca nada. Pero no se que quieres que haga. Lo cierto es que no siento nada por ti y esa es la triste realidad. De que con quien puedo tener algo bonito voy yo y no quiero ni puedo, porque no lo siento. Es demasiado fácil. Te tengo comiendo de mi mano. Chasqueo los dedos y puedo hacer que vengas. A mi casa, a la luna o al espacio. Todo demasiado fácil para mi gusto. Se que esta mal, que te hago ilusiones, que te regalo besos unos días y al siguiente te los niego. Como la niña caprichosa que soy. Tu mismo lo has dicho. 15 años no dan para mucho. Sigo siendo la misma cría de hace años, solo que un poco más guarra y un poco más alta. Quien sabe lo que pasara en un futuro, quizás cuando tu empiezas a pasar de mi cara, yo vaya detrás, para variar, y tu ya no estés aquí para mi. Ya no estarás y lo sé. Siempre me pasa lo mismo... ¡Y estoy harta!

lunes, 10 de enero de 2011

¿Intentarlo o no intentarlo?

Y lo cierto es que cada vez me gustas más. No se que será, si sera tu tonta mirada o tu sonrisa estúpida, quizás sea la manera en que te dejas besar, aparentando indiferencia, o quizás sea tu manera de mirarme. O tu manera de intentar quitarme tu móvil y acabar los dos tirados en el banco, yo encima tuya, con la gente pasando por su al rededor mirando como hacemos el tonto. Cada vez estoy pensando en intentarlo contigo, total, a fin de cuentas lo único que puedo perder es el miedo, y a fin de cuentas eso viene y va, y lo perderemos siempre por cualquier tontería. Así que, ¿por que no perderlo contigo?

domingo, 9 de enero de 2011

Pasión

Y una noche más te veo. Estás ahí, en frente mía, mirándome fijamente al igual que yo a ti. Me vuelvo a quedar con ganas de acercarme a ti, de besarte, de tocarte... Siempre igual. Pero está vez es diferente, tu no vas como siempre, no. Esta vez, tu vas sin camiseta, enseñando tu perfecto cuerpo que en conjunto con el piercing de tu ceja me hace volverme loca y suspirar ante tu mirada. Tu familia delante de ti, metiendoos en el ascensor, todos. Y tú entrando el último mirandome antes de entrar, y yo, mirandote a ti antes de entrar en mi casa, cerrar la puerta, y cagarme en mi puta verguenza y en mi poca manera de lanzarme. Pero algún día me atreveré a acercarme a ti, y ponerme a hablar contigo como si de un amigo se tratase, e incluso de quedar contigo. Pero para ello, todavía queda mucho. De momento me conformo con nuestros encuentros por el patio cada diez mil días....

sábado, 8 de enero de 2011

Sonreír es de valientes, pero solo si sonríes de verdad.

Y a mi sonrisa, cada vez le cuesta más seguir en mis labios. Cada día se va negando más y más a salir a la calle, a fingir que todo esta bien. Por que sonreír es fácil cuando sonríes con el corazón, no cuando finges una sonrisa con la mente, tan solo para aparentar felicidad, alegría, o simplemente para no preocupar a los demás. Por qué esas sonrisas son falsas, más aún que las que ponemos en las fotos, más incluso que las que nos ponen con las manos de pequeños para hacernos reír, estas las falsificamos nosotros mismos, a conciencia, y por eso no son tan preciosas y únicas como todas las demás, por que lo mejor es sonreír de alegría de estar contento o de la risa. Pero para nada sonreír con falsedad, por que eso no sirve para nada, solo para auto engañarte, y a la última persona que tienes que engañar es a ti mismo.

viernes, 7 de enero de 2011

La vida esta llena de errores.

Y tu fuiste el primero en mi lista de errores. Hace exactamente un año, justo a día de hoy, fue tu cumpleaños, cumpliste los 18. Me acuerdo de aquel día, que dijiste que querías que te felicitara por teléfono por lo menos, haciendo me sentir culpable, yo te llame. ¿Y ahora? Un año después, ¿Qué a pasado? Simplemente me he dado cuenta de la clase de persona que eres. O más bien de la clase de gilipollas que eres, por que solo eres eso, un gilipollas sin corazón. Encima que te felicito ¿me vienes con que pase de ti? Anda y que te follen gilipollas. Qué no te mereces nada, y sin embargo lo tienes todo. Tienes a una chica que te quiere y que tu le quieres. Y que aun que no sea ni la chica perfecta ni nada, si es la que tu quieres, y por eso, sólo por eso, te tengo envidia, no es justo. Tú que has sido un cabrón lo tienes todo. Y sin embargo, yo que he sido la que acabe enganchada a ti, y sufriendo por ti, todavía sigo esperando a mi tercer, y espero que definitivo, error.

jueves, 6 de enero de 2011

Caprichosa.

Y si, puede ser que sea una niña caprichosa, pero soy caprichosa de tus besos, de tus miradas, de tus sonrisas. Qué poco a poco me voy enganchando más y más a ti. Y no sé si pararlo ya, o seguir adelante, si seguir adelante, arriesgarme, ilusionarme o frenarme para tan solo no sufrir. Pero estoy harta de eso, de dejar de seguir mis ilusiones por tan solo miedo, por el miedo a fracasar, el miedo a perder, a quedarme sola. Pero no se supone que dicen ¿que quien no arriesga no gana? Pues ya esta, a arriesgar, total, no tengo nada que perder... Tan solo tus besos y tus caricias... y ya he perdido demasiadas veces cosas como para perder más aún.

miércoles, 5 de enero de 2011

Son mis amigos.

No son los más guapos, ni los más simpáticos, ni los más especiales, ni siquiera son los más frikies, pero son mis amigos. Por encima de todo, son mis amigos. Son cariñosos, más de lo que cualquiera pueda pensar a primera vista. Regalan abrazos cada dos minutos, cada vez que los necesitas, cada vez que estamos un tiempo sin vernos. Porque puede ser que sean unos salidos y desesperados, pero son buenos niños, buenas personas, por que son los mejores que he podido encontrar a pesar de todo. Por que muchas veces me han entrado ganas de tirarlos por un acantilado, pero muchisimas veces más me han entrado ganas de abrazarlos y de no soltarlos. Porque es mi grupo, un tanto peculiar, raro, diferente, especial. Qué han podido jugar con estintores en mitad de la noche. Que han ido a quemar plantas al lado de las vías y lo han intentado apagar con ridiculeces. Puede que la hayan liado más de una vez, que nos hayamos metido todos en líos, que nos hayamos emborrachado juntos, que nos hayamos aprovechado entre nosotros, que nos empezemos a tirar piedras como niños pequeños. Y puede que me haya gustado más de uno y que haya echo algo con ellos, pero son los mejores, los más especiales que he conocido en mi vida. Qué me sacan de 3 a 5 años cada uno, que son más mayores que yo exageradamente, pero son increíbles, cada uno tiene una cosa que le identifica, uno es un cabrón, pero encantador que no hay dios que se enfade con él; otro es un puto niño de 19 años, que parece un niño pequeño jugando, hablando, haciendo el tonto, pero es feliz tal y como es; otro según mi madre, aparenta ser mi abuelo, y lo mejor es que es cierto, tiene 19 años y parece muuucho más mayor, parece un osito de peluche cuando lo abrazas y hay veces que te entran ganas de estrangularlo pero otras me quedaría entre sus brazos para siempre; Otro es un cielo de persona, un buenazo, pero un capullo que pica cada dos minutos; Y los demás siguen teniendo cada uno sus más y sus menos, porque son únicos e increibles y aun que no llevo ni un año con ellos, son con los que mejor y más tiempo he estado, y no los cambiaria por otros gilipollas, ni por nadie.

martes, 4 de enero de 2011

Futuro, destino.

Y mi futuro se me escapa de las manos. Como el agua entre los dedos, como las nubes en el cielo. Se me escapa sin yo poder hacer nada, sin tener opciones que elegir, por que no se que quiero hacer. Ni siquiera sé donde voy a hacer bachiller el curso que viene, ni siquiera sé si seguiré yendo en verano con los que son mis amigos. No se nada del futuro, y le tengo miedo. Tengo miedo en especial de una cosa. De no saber si seguiré estando con mi vida. Con ella, con mi hermana, con mi mejor amiga, con mi todo. Por qué cada una de sus sonrisas son contagiadas para yo poder sonreír y se que si me separo de ella, me derrumbaré, por que siempre he dicho que no podemos depender de una persona, pero lo cierto es que yo dependo de ella. Y tengo miedo, de no saber lo que pasará en unos meses, en unos años, pero no creo en el destino, creo en que cada uno se va haciendo su propio futuro, así qué el mío lo haré lo mejor que pueda, y si puedo elegir, al lado de las personas que quiero con toda mi alma.

lunes, 3 de enero de 2011

Un cabreo a mitad de noche.

Y poco a poco me empieza a dar igual todo. Lo único que quiero en estos momentos es desaparcer, sin dejar rastro, sin dejar huella. Como morirme, pues igual. Morirme sin sufrir sin sentir nada, simplemente un día ya no despertar.Por qué estoy harta de ser siempre la misma tonta que perdona, que nunca se enfada de verdad, que solo se pica un poco y en seguida vuelve pidiendo perdón, pero resulta que ya me he cansado de eso, me he cansado de ser así. Si me tengo que enfadar lo haré si tengo que dejar de hablarte, lo haré, por que ya estoy harta de ser un puto objeto de mierda, que entre que parezco una muñeca inchable, porque solo me quieren para lo mismo que a ellas o tan solo para picarme marearme y dar por culo. Pues no me da la gana. Ya he aguantodo más de 15 años, pues ahora que les follen a todo el mundo, que voy a mirar por mi, por mis intereses y por mis cosas, y a los demás que les den por culo.

domingo, 2 de enero de 2011

Adiós corazón.

Y lo que siento no son precisamente las mariposas revolotear por mi estomago, más bien, unos pinchazos que me dejan sin respiración tanto en el corazón como en los pulmones. No sé de que son, tan solo se que tengo miedo. No tengo ganas de nada, ni siquiera de abrir los ojos y ver tus brillantes ojos que tanto me recuerdan al mar y al cielo, prefiero tenerlos cerrados y no ver nada, tan solo la oscuridad que veo cuando no estas. Es la misma, nada más que tu ahora si que estas, cogiéndome de la mano, pero ahora la que no se da cuenta de eso soy yo. Lo cierto, es que si que noto tus besos por mis mejillas intentando hacerme hablar, hacerme despertar. Oigo tu voz, tu alteración, pero no puedo hacer nada, antes cada beso que me dabas yo te lo devolvía más fuerte y mi corazón empezaba a ir desbocado a toda velocidad, y ahora solo noto como cada vez le cuesta más y más seguir con sus latidos. Lo han encadenado, mi corazón esta encadenado, pesa demasiado para mí. No lo soporto más, prefiero dejar de intentar soltarlo, cansa demasiado, y no sirve para nada, su destino ya esta escrito y no puedo cambiarlo. Mi destino es que mi corazón deje de latir, hoy, ahora, y que con ello mi último suspiro salga de mis labios. Mi corazón se encoge por última vez, mis ojos parpadean levemente, haciendo me ver por última vez tu cara, con una arruga de preocupación, pero tu cara, esa con la que tanto tiempo he soñado y esta frente a mis ojos, pero ahora es demasiado tarde. Mi corazón se a parado, mis ojos se han vuelto vacíos y mis labios se han quedado con la intención de chillar te lo que siento por ti.

sábado, 1 de enero de 2011

¿Tú? Único.

Y no me canso de tus besos. De esos besos que al principio me parecían aburridos, pero ahora cada día que pasa me van gustando más y más. Se podría decir que es como las comidas exótica, la primera vez que las pruebas, no te agradan demasiado, pero conforme vas comiendo te va gustando cada vez más. Pues tus besos igual. Cada vez me quedo más pillada de ellos, más enganchada, como cuando me pillas el labio con tus dientes y me miras a los ojos conteniendo la risa. La forma en la que me miras mientras me pasas el brazo por la cintura, por la espalda... Como me abrazas o simplemente como me miras, riendo te de mis tonterías, de lo que suelto, o simplemente de las caras tontas que hago para hacerte sonreír. Por qué no tendrás la mejor sonrisa, pero verte con ella, me hace sonreír a mí.