Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

viernes, 30 de noviembre de 2012

Corazones.

Creo que a veces queremos tanto a algunas personas que tenemos que insensibilizarlos, porque si sintiéramos de verdad lo mucho que los queremos nos moriríamos. Eso no significa que seas una mala persona, sino que tienes el corazón demasiado grande.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Always


I'll be there for you, always. Even if you hate me, love. Because I'm always going to try to protect you.
I love you, even now that I know that you will never be mine.
I'll be a mermaid soon, love, and if you want, you can come with me, baby.


miércoles, 28 de noviembre de 2012

Burn


Todo se desmorona, la gente llora y la música ha dejado de sonar.
Al fin y al cabo, era de esperar. Ya desde el principio sabíamos que saldría mal.
Lo siento, en parte es mi culpa. Todo va mal y no podemos hacer nada para evitarlo.
Es normal, no pasa nada.
Love
Y recordad, que es mejor quemarse que apagarse lentamente.

martes, 27 de noviembre de 2012

Él, mi inspiración.


Las notas de aquella melodía iban y venían a mi cabeza. No se me ocurría la forma de acabarla, pero sabía que no se podía quedar así.
Esa melodía…
Era como una pesadilla. Me producía dolor de cabeza. Me ponía histérica, frenética, furiosa, triste, melancólica…
¡Si! Melancolía… eso era lo que le faltaba a la composición… tenía que tener un tono melancólico…
Cogí mi lápiz, ya casi agotado de tanto usarlo y el cuaderno, lo abrí por la partitura de aquella melodía de pesadilla.
Él… él había sido la responsable… gracias a él había conseguido acabar… recordé cada risa, cada sonrisa amable… cada beso… si, sobre todo sus besos, esos besos que recordaba con tanta facilidad… era imposible quitárselos de la cabeza.

Cuando me quise dar cuenta, la partitura estaba completa, había seguido escribiendo inconscientemente aquellas figuras, negras, blancas, corcheas… sobre las líneas y los espacios del papel, mientras pensaba en él…
Leí la partitura completa. Era perfecta, o eso parecía… pero para saberlo tenía que tocarla entera.
Cogí el violonchelo que descansaba sobre el sofá. Me senté en la silla, colocando el instrumento en la perfecta posición que encajaba con mi cuerpo.
Puse la partitura en el atril y empecé a tocar.
Pero…algo iba mal… no sonaba como yo había esperado que sonase… como sonaba al principio…
Excepto la última parte… melancólica, sensual, excitante… al igual que él…

lunes, 26 de noviembre de 2012

Porque la distancia separa cuerpos, no corazones.

Me acuerdo perfectamente de ese día, de ese momento, era invierno, estaba lloviendo, yo no llevaba paraguas ni nada para protegerme, caminaba por la acera mojada con prisa, estaba empapada, tenía mucho frío, pero en ese instante alguien me tocó el hombro por detrás, me giré y era un chico, él me dedicó su mejor sonrisa, una sonrisa que nunca seré capaz de olvidar, ese día, esa noche, apareciste tú. Apareciste con tu sonrisa de siempre. Recuerdo que volvimos juntos bajo la lluvia, dos desconocidos, solos, riendo. Recuerdo lo que nos costó pedirnos los números para llamarnos, como nos costó despedirnos después de esa gran noche. Recuerdo nuestra primera conversación, nuestro primer beso, nuestra primera sonrisa, todo lo que hemos vivido. Que ese "te querré por siempre" iba enserio, por muchas personas que entren en mi vida, jamás encontraré a alguien como tú pequeño, alguien que me haga sentirme segura de mi misma, que me haga sentir especial, que me haga sentir querida. Nunca encontré alguien que me trate como me trataste tú, me cambiaste la vida. Gracias a ti aprendí lo que es querer, lo que es estar enamorada. Recuerdo el último abrazo que nos dimos, no me distes el tiempo suficiente para decirte todo lo que siempre me hubiera gustado decirte, que has sido único para mi desde que te conocí, que no va ha haber otro.  Me hiciste pasar el tiempo mas feliz de mi vida mientras estuve contigo. Hoy te escribo esto porque dicen que si le escribes una carta a alguien que ya no está, y después la quemas, siempre llega, es por eso que quiero que sepas, que el día que te fuiste, que me dejaste, sin avisar, el día que te separaste de mi lado, sentí que una parte de mi se fue, yo no se que hacer sin ti, te echo demasiado de menos. Ese para siempre si se cumplirá, prometido. El destino fue tan cruel con nosotros, pequeño.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Bueno, ¿Qué me dices?. ¿Quieres no hacer planes conmigo?

Verás, cuando llegaron mis 60 segundos me di cuenta de que ya tenía todo lo que quería, pero nada de lo que necesitaba. Y creo que lo que necesito está aquí. He recorrido todo este camino, para comprobar si tú piensas igual porque si es así... La verdad, no tengo nada planeado y es algo nuevo para mí. Así que tengo que hacerte una propuesta: Te propongo que no hagamos planes. Te propongo que nos demos una oportunidad. Y dejemos que evolucione por sí solo. Bueno, ¿Qué me dices?. ¿Quieres no hacer planes conmigo?

sábado, 24 de noviembre de 2012

Mil novecientos noventa y nueve.

Donde diablos estés. Por fin me atreví a resumir aquel año. Cuando queríamos romper ventanas... y lo hacíamos. Donde diablos estés. Si lo escuchas. No te lo tomes a mal. Todo está pasado por el filtro del tiempo y mi imaginación tramposa. Si te preguntas "¿se ha atrevido a hablar de él y de mí?" Observa la cifra y considérate contestada. No incluyo nombres en ningún caso. Únicamente lo sabrás tú, que, en cierta manera, es lo que pretendía. Una broma desde la distancia. El año del supuesto fin del mundo... en cierta manera... sí... el fin de ti y de mí... algo definible como un pequeño mundo infranqueable para el resto. Y como extrañas plantas, crecíamos más cuando menos agua y luz existían a nuestro alrededor. ¿Cómo podíamos pretender gustar al resto? Nos conocimos sin raíces, andamos un tiempo juntos, sin raíces... en algunos momentos tuve la sensación de que cada uno de nosotros arraigó en el otro. Pero, de cualquier manera, ya era demasiado tarde para nosotros. ¿Cómo podían asentarse en la tierra dos seres tan volátiles? Así que cada uno siguió el camino que le correspondía, y no hay nada más que decir. Iré tarde a dormir. Te informo. Me imagino que mañana te levantarás temprano.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Las consecuencias.


Las luciérnagas han huido de la ciudad como cuentas de lágrimas en un sedal a hundirse en mi pecho sin pedir permiso al guardián.
El sonido del humo contra la cuchara se mezcla con el sabor del polvo del fin de la nada. De la vida que se vuelca en una mirada. De las golondrinas que no volverán en tu balcón su nido a colgar porque no le quedan ramas en las que confiar.
Mas el mar son tus labios y estos dedos embarcación sin tripulantes, ni velas ni siquiera timón. Solo capitán, un mapa y esta canción.
No sé si es la piedra o su sombra lo que veo, lo que me obstruye la laringe paralizada y llena de sangre. No sé si son las bayonetas de tus dedos arrastrándose hacia mi pelo, rasgando mi pérfida boca volviéndola roja de vergüenza por guardar los te quiero.
Gota a gota se hace un charco en el techo. Nunca me gustó eso de dejarme tanto tiempo la aguja en el brazo.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Paraísos perdidos.

Pensaba que con palabras se podía cambiar el mundo porque a él su mundo se lo habían cambiado con palabras. Escribía de noche, con el antifaz puesto. Saltaba de párrafo en párrafo sin mirar abajo. Combatía la rutina con versos llenos de vacío. Soñaba. Soñaba más allá de sus posibilidades. Repetía de memoria lo escrito en el subconsciente colectivo. Hacía planes de futuro para días pasados. Mentía con la verdad por delante. Se hacía respuestas antes de buscar las preguntas. Imaginaba recuerdos que poder dar por perdidos. Hacía castillos en el aire con el ventilador encendido. Jugaba al cuento de la lechera con nitroglicerina. Escribía testamentos sin remitente. Mirando por la ventana escuchaba sus sueños y con una sonrisa boba se imaginaba un guiño cómplice que lo hiciera partícipe de ellos. Hiciera lo que hiciera, su firma era inequívoca y testadura.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Supongo que el amor que una vez nos tuvimos está oficialmente muerto.

Cada cosa que quise ser, cada vez que me alejé.
Cada vez que me deciais que me fuera, solo quería quedarme.
cada vez que me mirabais y cada vez que sonreíais, yo me sentía vacía. Me tratabais como a una niña.
Me encantaba la forma en que nos reíamos. Me encantaba la forma en que sonreíamos. A menudo me siento y pienso un rato en vosotros luego se me pasa y pienso en algún otro.
...
Supongo que el amor que una vez nos tuvimos está oficialmente muerto.

martes, 20 de noviembre de 2012

Nada se olvida por completo.


A veces la gente desaparece, pero siempre dejan rastros. Pequeñas cosas que no podemos explicar. Caras en fotografías, equipajes, platos sin terminar, anillos...
Nada se olvida por completo... Y si algo puede ser recordado, puede volver.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Cierra el candado y tira muy lejos la llave.

Como un hada que bate sus alas rápidas, implacables, alardeadas; el corazón bate a mil por hora.
Mis palabras se clavan como espadas. Mi lengua se pierde en tus entrañas; primero en tus labios, tus manos en mis nalgas.
Cuellos con pelos de punta, necesito mirarte a la cara;susurrarte mil baladas llenas de balas.
Voy a rimarte hasta perder el tiempo y las ganas.
La noche pasa, pasa, y pasa… y sólo queda el sol por la mañana; abrir mis ojos y ver tu espalda. Notar poco a poco las arrugas de las sábanas; sentir tu puta alma clavada en mi alma.
Esto debe ser de Dios o del karma. Tú. Tú debes ser de Él o del karma.
Me lo tomaré con calma; viviremos el momento, sin pensar en nada. Vamos a subir la persiana… Después de echar un polvo, te llevaré el desayuno a la cama. '' Buenos días, amor. Buenas mañanas. "

domingo, 18 de noviembre de 2012

Solo tu importas.

Y, a final de cuentas, ¿qué importa el qué dirán?. La gente siempre va a hablar, siempre encontrarán algo de que criticarte, nunca le podrás dar gusto a todos. Por eso es mejor darse gusto a uno mismo cuando conoce sus propios límites. Mientras tu seas libre los demás no importan.

sábado, 17 de noviembre de 2012

The Twiligth saga: Breaking Dawn part 2




Ese momento.. Esos cinco minutos que me hicieron agonizar.
Sentarse en la butaca, expectante y empezar a sentir el nudo en la boca del estómago, que te tiemblen las piernas, que te piquen los ojos y que se te cierre la garganta.


Ir disfrutando cada una de las sensaciones, masoquistas o no... sabiendo que cada segundo era una anticipación hacia el final...
El no poder retener la desesperación de creer que todo estaba perdido en ese momento... Que todos estos años concluirían en una tragedia.

Esa despedida, ese 'estamos juntos en esto'
Pensar que hasta aquí llegamos, que sólo queda esperar el final con ese nudo en la garganta insoportable.


Que de la sorpresa, reprimas un grito y que no puedas evitar patear la butaca de adelante, provocando que el pobre infeliz que se sienta adelante tuyo te putee, honrando a tu hermano jamás concebido.
La ternura de Jacob...
La astucia de Alice...
El espíritu de Carlisle...

La madurez de Bella...



















El sacrificio de todos.

























Simplemente el final PERFECTO... Completamente impecable, increíble, incomparable...
Ese final que te deja sediento, pero estupefacto...
La sensación mezclada entre alivio e impotencia...




ASÍ DEBÍA TERMINAR.... ASÍ DEBÍAN  DEJARNOS.... ¡Por ser lo mejor de lo mejor siempre!


viernes, 16 de noviembre de 2012

Esperanzas.

Cuando las palabras dicen: abandona, no merece la pena; la esperanza susurra: intentalo una vez mas. Dicen que la esperanza es lo ultimo que se pierde, y supongo que sera verdad. Vivimos de esperanzas, generalmente de falsas esperanzas, que nos hacen sentir que no todo esta perdido. La esperanza no es soñar con lo posible, sino con lo imposible. El que tiene esperanza corre el riesgo de que eso que espera nunca llegue. La esperanza es  brote verde en el desierto. Ahí donde todo está perdido, donde solo hay desconsuelo, desolación, vacío, donde solo hay restos de un pasado que nunca va a volver. Ahí también hay esperanza, porque la esperanza es lo que queda cuando ya no queda nada.
La esperanza está hecha de futuro, es la que nos va a mantener vivos cuando ya no queden razones para vivir. Por eso es tan importante conservar la esperanza. En mi caso, lo unico que me queda es esperar, mi esperanza se basa en aguantar hasta que te des cuenta de lo que dejaste atras y vuelvas a por ello.

jueves, 15 de noviembre de 2012

To be or not to be.

Nunca entendí a los yanquis. Para ellos, ser y estar se dice igual: to be. ¿Pero es lo mismo ser que estar? ¿Estar consiente es lo mismo que ser consiente? ¿Ser maldito es lo mismo que estar maldito? ¿Es lo mismo ser engañado que, que estar engañado? ¿Es lo mismo ser que estar? ¿Estar loco es lo mismo que ser loco? Ser o no ser, esa es la cuestión. Ser y estar no puede ser lo mismo. Sí, claro se dice igual. Pero depende el contexto cómo esté utilizado quiere decir una cosa o la otra. Porque ser idiota no es lo mismo que estar idiota por alguien. Sí, uno puede estar triste, pero ser una persona triste es otra cosa, porque si estás triste se te va a pasar, pero si eres triste, eso es para siempre. Estar seguro no es lo mismo que ser seguroEstar inseguro es no tener certezas, pero ser inseguro es tener la certeza de que no valemos. No dejarnos ver que no somos, sino que estamos transitoriamente en la vida de alguien.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Amar es destruir, y ser amado es ser destruido.


La garganta se me cierra, se me seca la boca, el estómago se me revuelve, quiero hablar pero no me salen las palabras. El mundo se me rompio en pedazos, todo perdió sentido, ya no sé que hacer, no sé que decir, no sé que sentir.
Me pasó de todo en la vida, sufrí mucho. Pero hasta hoy, creo que nunca había conocido el dolor.
La medida del dolor es el amor, no hay dudas, mas amas, más grande es el dolor.
El dolor. Uno haría lo imposible por no sentir dolor.
No es el odio, no es la maldad, no es la injusticia lo que hace sufrir. Lo que duele es el amor.
El dolor, la maldad y la injusticia de los que amas, eso es lo que duele, pero duele con un dolor que mata.
No amar, no sentir, incluso odiar, es lo único que puede apagar este dolor.

martes, 13 de noviembre de 2012

Nueva vida.


Esa canción que te conmovió. Esa luz entrando en tu cuarto un domingo a la mañana. Los bailes, las películas que nos hicieron reír, las ilusiones de adolescentes, las frustraciones, la desesperación, el miedo. Todo lo que vive dentro tuyo un día simplemente se acaba. Es una parte de ti que simplemente se va, y es ahí donde uno está listo para empezar una vida nueva.
No todos los días uno tiene la oportunidad de empezar una vida nueva. Una vida sin preocupaciones, una vida sin dolor, una vida relajada, sin riesgos, una vida sin soledad. Hacer solo lo que nos gusta, eso es vida. Y para eso hace falta decir adiós.
Adiós a lo que te hace mal, y hola a todo lo que te hace bien, esa es mi filosofía. Y con mi filosofía bastante feliz he sido, hago lo que quiero, nunca  lo que no quiero. Hay que rendirse de una vez y aceptarlo, la vida es hermosa.
Cada día empieza una vida nueva, hoy empieza esta para mí, y yo pienso vivirla sin privarme de nada. Al menos así soy yo.

lunes, 12 de noviembre de 2012

ODIO.

Querido lector o lectora, la protagonista principal vive inmersa en una tristeza de la que no puede hacerse cargo.  Le invade el peor  de los sentimientos…el odio.                                                     
El  negro tinta su alma, sus pupilas, sus sueños y su realidad.  No vive, muere…grita y nadie le oye, pide ayuda descontroladamente pero todo el mundo está demasiado ocupado. Se siente sola, totalmente sola.                                                                                                                                                                                                                                      
Escribe en diarios antiguos, dibuja  nubes, intenta huir de la realidad….lo intenta joder, no te creas superior a ella , hace todo lo posible para levantarse con ganas de sentir, de tocar otra piel que no provenga del jodido infierno.                                                                                                                                                              
¿Solo quiere ser feliz, sabes?¿ Por que la jodeis? ¿Por que la hacéis desgraciada? Siempre esperáis que ella haga lo correcto, que interprete el papel de la chica madura... y vosotros ya lo hacéis?
Bienvenidos a mi mundo ,vuelve el fantasma de lo que era.

domingo, 11 de noviembre de 2012

"Te echo de menos."

"Te echo de menos." Se dice rápido la verdad, demasiado para todo el daño que le puede causar a una persona. Esa frase se dice demasiado rápido para quienes no saben lo que sufre alguien que no tiene a su lado a la persona que necesita, para quienes no saben lo que puede llegar a doler unos simples kilómetros de distancia. Se dice demasiado rápido para lo que esta sufriendo mucha gente, incluida yo. La verdad es que ya hace un mes casi desde que lo conocí, hace tanto que no lo veo, que no se de el... Le echo de menos la verdad, puede que haya sido muy poco tiempo pero he aprendido lo que es querer de verdad gracias a tí... Enserio gracias por aparecer en mi vida, por haber significado tanto para mí. Te mereces mucho, la verdad que no tengo ni idea si me habrás olvidado ya, lo único que se es que yo no lo voy a hacer, porque no quiero olvidarme de ti, me producistes una de mis mejores sonrisas y siempre supiste hacerme feliz con cualquier gilipollez. Enserio gracias por ser como eres, por haberme echo sentir la persona mas especial del mundo en 10 días... Espero que cuando pienses en nosotros y recuerdes nuestro último abrazo también me eches de menos. Te voy a querer siempre.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Gracias por haberme echo tan feliz.

Ha pasado ya mas de un mes desde la última vez que te ví... la verdad que ya llevo mejor la idea de no volver a verte, pero, ¿y si el destino algún día nos vuelve a juntar? Yo no sabría como reaccionar... tal vez los dos hemos encontrado a otras personas, pero sé que enrealidad aún echas de menos todas nuestras risas tontas, incluso quitarme esas gafas y decirme gordita, te quiero.Yo también te echo de menos, no te lo niego, que echo muchos de menos tus abrazos y cuando te reías de mí, pero sobretodo... lo que mas echo de menos es que cuando mas necesitaba a alguien siempre estabas ahí, ayudandome y tocándome el pelo, que sabías que lo odiaba... Tal vez éramos distintos, pero se que estábamos echos el uno para el otro. Por muchas personas con las que esté, siempre me voy a acordar de tí, pequeño, no me olvides por favor...

viernes, 9 de noviembre de 2012

Eh tú, eres especial, ¿me oyes?

Puede que a veces hayamos estado en el suelo, que la vida nos haya dado un golpe que nunca creíamos que nos daría y no nos hayamos podido mantener en pie. Puede que hayamos llorado, gritado, incluso no sonreír en meses, por cosas que nunca creías que te pasarían a ti. Puede que lo hayamos pasado mal, que hayamos perdido a personas demasiado importantes para nosotros, que hayamos cambiado, que la gente de tu alrededor haya cambiado. Puede que hayas dejado de conocer a la gente que conocías mejor que ellos mismos igual que ellos a ti, puedes haber cambiado de estilo, de personalidad, de peinado, de amigos... Puede que ya en ti no haya la misma niña que creía que siempre la vida le iba a sonreír, que creía que nunca le pasaría nada, porque era buena. Puede que hayas dado todo y nunca nadie te haya dado nada a cambio. Puede que hayas estado sola y que te hayas enterado de cosas que jamás te quisistes enterar, pero, ¿sabes qué? Que no debes dejar que eso te afecte, tienes que seguir adelante, ¿nunca has oído que después de la tormenta el sol va a brillar mas que nunca? Siempre es verdad, aunque lo hayas pasado mal, o lo estes pasando, piensa que pronto vas a vivir los mejores días de tu vida, vas a volver a sonreír. No dejes que nada te quite las sonrisa, porque tu eres fuerte, vas a superarlo, y lo sabes. Porque del pasado puedes hacer dos cosas, huir de él o aprender, aunque duela. Sigue adelante, no te rindas, aprende de tus errores y nunca dejes que nada te haga caer. Nunca llores, aunque no puedas mas, y si lo haces que sea de felicidad. Me tuve que aplicar esto a mi misma para que también funcionara, y funcionó. Nunca dejes que nadie te hunde, porque tú, eres especial y eso nadie va a poder quitártelo, nadie.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Posdata, te extraño.

Suelo decirle a la gente que te he olvidado, que tú para mí estás muerto. He intentado créermelo de todas las maneras posibles, deseando que un día me despertara y ya no te echara de menos.
He probado de muchas maneras, con muchos chicos, y sintiéndote sincera, he aprendido mucho sin ti. He aprendido, por ejemplo, que lo que una vez nos dice la cabeza, más tarde el corazón lo terminará traicionando.
He sido una espectadora de una lucha entre mi conciencia y mis sentimientos, y aún así parece que a guerra no se acaba nunca.
También, he buscado dentro de mí lo que jamás había visto con estos ojos. Buscando una respuesta a por qué siempre que me acuerdo de tu voz termino con una sonrisa en los labios.
Y bueno, tus labios creo que podrían calificarse como la peor tortura conocida. Sólo pensar en que hubo un momento en el que creí que no los echaría de menos, que era unos labios como los de la mayoría de los hombres. Ahora sé que me equivocaba.
Recuerdo cuando en un tiempo tú me preguntabas como te quería y yo intentaba darte una respuesta indefinida, algo que jamás hubieras escuchado.
Tú me asegurabas que me querrías eternamente, y continuamente me hacías jurar que caminaría contigo hasta el final.
Jamás pude hacerlo.
Sé que te dije mil y una tonterías por aquel entonces, pero tampoco me arrepiento de haberlo hecho. A mí lo que me llenaba era tu sonrisa.
Sé que mis amigas no dejaban de criticar nuestra extraña manera de querernos. De vivir el uno por el otro en apenas dos miradas.
Todos ellos sabían que yo era una inexperta en esto del amor.
Ahora me doy cuenta de que ellos no comprenden lo que significa realmente amar.
Y ha pasado bastante tiempo desde la última vez que me dirigiste la palabra.
Te aseguro que me siento una gilipollas desde que te juré que no me importabas. Desde esa tarde en la que te vi llorando por mi en la playa, esa playa donde una vez tú y yo nos consumimos a besos.
Te dije que también que no te echaba de menos, que no te necesitaba. Quizás lo hice por orgullo o tal vez pensé que de esa forma me olvidarías antes y seguirías con tu vida. Que te haría ver que sólo soy ese error, que siempre me sentí a tu lado.
Ojalá algún día tengas tiempo para explicarme cómo te sentiste tú tras nuestro último abrazo.
Hace mucho, cuando me sentía parte de tu vida, te dedicaba cada balada de amor que escuchaba. Hoy por hoy el rock and roll me sigue recordando un poco a ti.
Siempre ha sido algo que nos unió desde el principio.
Te supliqué con el paso del tiempo que tu fueras mi muso.Que fueras el motivo por el cual escribiera y rasgara las hojas sueltas de la libreta, de quebrarme la voz pensando en ti. Sin embargo no fue hasta que perdí cuando te escribí aquellas hermosas palabras que parecían una canción.
Jamás pude decirte que lo escribí por ti.
Solías decirme que no te considerabas guapo, que eras un chico del montón.
A lo mejor no me creíste nunca, pero te repito que desde que te conocí para mí has sido el más precioso de este mundo.
Te lo aseguro, nadie en la tierra tiene tus ojos.
Tú y yo nunca llegamos a más que lo besos. A nada físico me refiero.
Realmente presumo en secreto de que tú yo nos hemos querido como pocos han hecho. De podíamos hacer el amor con solo mirarnos.
Yo ni siquiera te saludaba con un beso. Nunca. Lo consideraba algo demasiado valioso como para malgastarlo a la primera de cambio, algo demasiado personal. La gente tampoco solía entender eso.
En este tiempo me han pasado muchas cosas. Ha llegado más gente a mi vida, para que te voy a mentir. Y toda esa gente se ha ido yendo también. Si me abandonaron o les abandoné, eso es algo que ni siquiera recuerdo ya.
Créeme, ha sido mucha, muchísima la gente que ha aparecido por el camino. Pero joder... ¿Por qué ninguno de ellos se parece lo mínimo a ti?
¿Por qué tienes que ser tú la única persona que llene ese hueco incompleto en mí?
¿Por qué demonios tenemos que ser tú y yo el uno para el otro?
¿Por qué tienes que ser especialmente tú mi alma gemela?
¿Sabes? Me gustaría decir que has cambiado. Que ni siquiera te reconozco, que no eres ese pequeñajo de ojos preciosos del que yo me enamoré un otoño cualquiera.
Pero sé que la que realmente ha cambiado soy yo.
Sé que la que te abandoné sin motivo, que no se merece que la recuerdes y que nunca podrá olvidarte soy yo.
Algunas veces prometo que incluso sentía miedo. Miedo de que pudieras llegar a sentir algo tan grande por alguien como yo. La que siempre te a repetido que no te merece. Tenía miedo, sí.
Miedo de no poder quererte como lo hacías tú.
Otros recuerdos, aún así, son los mejores que tengo guardados. Los tengo guardados aquí dentro, junto a la bola de papel que hice con nuestra foto y que jamás pude rompe, y una caja donde todavía guardo un montón de regalos que me quedan por darte algún día.
También guardo en la caja un frasquito con mi olor. Tú siempre repetías que te encantaba, y yo hacía incapié en que no lo consideraba especial. Me dí cuenta de lo que significaba para ti el día en el que soñé que otra vez con el aroma de tu pelo.
En la caja hay incluso un juego de sabanas blancas. Son por cada vez que me acostaba, cuando me daba por pensar en ti. Tanto lo hice, que mis sábanas terminaron recordándome cada noche que una vez te prometí que dormiría contigo.
Hoy, escribiendo todo esto sólo espero que sepas comprenderme como lo llevas haciendo desde el día que te conocí.
Entender que ni siquiera sé si merezco que me quieras, o empezar a plantearme por qué en su día te deje llorando solo, cuando lo que estaba haciendo me dolió como si me me arrancarás el corazón sin avisar.
Buscar la razón por la que abandoné a la persona que más he llegado a importar en esta puta vida.
Y te prometo que cuando lo haga, volveré para decirte todo lo que siento y demostrarte con mi vida que jamás volverá a querer a nadie de la manera en la que te quiero a ti.
Gracias, una vez más, por dejarme formar parte de tu vida.
Ojalá algún día volvamos a ser una piel..

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Hay cosas difíciles de olvidar, como tú...


Gracias por haberme echo tan feliz en tan poco tiempo, por haber echo de mí una persona diferente, por hacer que en tan solo 10 putos días haya sabido lo que es alejarse de una persona a la que quieres de verdad, gracias por haberme echo sentir tanto, por haberme echo descubrir que lo podía sentir, que aunque digan que con el tiempo te voy a olvidar no quiero, no quiero olvidarme de tí, porque ahora mismo eres lo que mas echo de menos... Si al menos pudiera tenerte cerca y decirte lo que nunca había tenido el valor de decirte a la cara, si pudiera hacerlo, te juro que esta vez no te dejaba escapar, que te quedabas conmigo, que no me despediria con un simple abrazo y un simple beso, ese beso y ese abrazo que tal fueron los mas bonitos que me hayan dado nunca. Nose como pude aguantarme las lágrimas esa noche que me dijistes, "no te voy a olvidar nunca, siempre te llevare conmigo, recuérdalo, ¿vale? Que te quiero muchísimo y lo voy ha hacer siempre" Es verdad, no me las aguanté, recuerdo como se resbalaban por mi mejilla en ese abrazo cuando me dijistes "te voy a echar de menos" y yo te respondí "nunca te voy a olvidar..." No entiendo porque existe la distancia, ahora mismo cogería un autobús y me iría contigo, pero no tengo ni una puta señal de vida por tu parte, ya no se como voy a seguir asi, te echo de menos, echo de menos que me quites las gafas y que me llames gorda, y fea, que te rias de mis pelos y que luego me pidas perdón, me sonrías y me des un abrazo, echo de menos como me chinchabas, como me mirabas, echo de menos cuando nos conocimos, me viste llorar y vinistes corriendo a ver que me pasaba y a darme un abrazo, cuando nos saludabamos con hostias y nos reiamos de nuestras tonterias. Ahora siempre que te recuerdo no puedo evitar sonreir y que se resvale una lágrima por mis mejillas... creía que yo no sentiria esto por ti pero, echo de menos al tonto que mas quería en esa colonia, a lo mejor que tenía, a ti y a tus abrazos, a que me ahogues y que me digas esas cosas tan bonitas al oído.
Que no te voy a olvidar nunca, ¿me oyes? Que siempre vas a ser el gilipoyas del que me enamore en sabinillas y del que no me voy a poder olvidar, o al menos, intentare no hacerlo, porque no quiero olvidarme de lo que me ha producido mi mayor sonrisa, gracias por haber sido así, por significar tanto para mí, te quiero muchísimo y te echo de menos.

martes, 6 de noviembre de 2012

Esas cosas que de pequeños no hemos podido evitar hacer.

¿Quién no se a comido un petit suisse sin cuchara? ¿O se a bebido un zumo sin pajita?
¿A quién no se le a caído un chicle de la boca? ¿Y quien no a jugado a no pisar las rayas del suelo?
¿O a mirado debajo de la cama para asegurarse que no hay nadie...? ¿Nadie se a levantado a cerrar el armario porque no podía dormir?
¿A quién no se le a caído el vaso de coca-cola en un cumpleaños? ¿A que éramos felices haciendo todas esas cosas? ¿Que pasa, que te haces mayor y dejas de ser feliz haciéndolas?, ¡o eso te crees tú!
Prueba a hacerlas otra vez, que salga nuestro pequeño Yo de dentro, y volvamos a ser felices con las cosas más pequeñas y sencillas.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Recuerdos que no se borran.

¿Alguna vez os habéis pasado en todo lo que se puede vivir en tres meses de verano?
¿Todas las personas que podéis conocer?
¿Todas las veces que te vas a enamorar?
Un verano perfecto, sí lo deseamos todos, soñamos con esos tres perfectos meses en el que todo se puede hacer realidad, a veces llegan hasta cumplirse. Es ese mes el que todos deseamos para que se acabe el instituto y poder salir todos los días, a todas horas. Es la época en la que te enamoras, pero esos típicos amores de verano que nunca se salen de la cabeza, que te persiguen para el resto de tu vida. Es una época donde el agua es la principal fuente de diversión, donde las sonrisas son lo que cuenta. Se que es un poco tarde para escribir sobre esto pero, lo hecho de menos, ¿no os habéis fijado nunca en como ha cambiado todo? Otra vez la rutina de siempre.. Hay personas que puede que ni si quiera vuelva a ver... O personas a las que nunca vuelva a querer como las he querido pero, se que siempre va a permanecer ahí, en ese trocito de mi corazón que pone; guardado para ocasiones especiales, se que siempre los voy a recordar porque, el verano es el verano y a mi como el cola-cao; que no me lo cambien.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Un día más.


Solo un día más, un día en que pasa el tiempo, un día en que no hacemos amistades nuevas, en que nos quedamos con nuestro pasado y no sabemos avanzar hacia un futuro. Señores y señoras, atiendan a su alrededor, contesten, hablen, dediquen fotos y sonrían en lugar de la bordeza, la chulería que hoy en día habéis tomado como ejemplo a seguir para ser el número uno de esta cadena alimenticia. Con todos vosotros.

sábado, 3 de noviembre de 2012

¿Qué pasó?


Decidme, si podéis, qué pasó con aquellas personas que si te aceptaban, hablaban contigo. ¿Qué pasó con las personas que podían entablar contigo una conversación que pusiese una sonrisa sobre tus labios? ¿Y aquellos que no tenían miedo a abrazarte? Ahora, parecemos tener gérmenes. Quiero un abrazo, ¿es difícil? Sí, ¿Por qué? Ya no hay esa gente que antes había, no hay nadie, o casi nadie.
¿Eres persona? ¿Existes y respiras? ¿Sientes como yo?
Háblame.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Solo necesito desahogarme, no tiene nada que ver con nadie.


Caminar despacio hasta tu cama, con una sonrisa colocada en tus labios porque te han dicho algo de él. Pensar en él mientras te pones el pijama mirando a la pared con una mirada vacía, pues estás en otro mundo, un mundo con él. Que te digan que él está interesado por tí ese mismo día, es la razón de todo lo anterior.

Igualmente reside en tu alma una tristeza, porque sabes que él, él no estará a tu vera, porque vive lejos, lejos de tu tierra. A la vez, resiste en tu cara esa sonrisa, porque sabes que algún día podrías volver a verle, a sentarte a su vista y ver como poco a poco, él te mira, y sonríe con cada palabra que sale de tu boca, mientras unos preciosos hoyuelos en su cara muestran su felicidad. Tú sientes su felicidad en cada centímetro de tu piel, no, en cada milímetro.

Te acuestas, te tapas con la manta y miras el papel que tienes con su nombre, que está posado sobre tu teléfono móvil, por si en algún momento fuese a llamarte. De nuevo sonríes, no dejas de sonreír. Cierras tus ojos y deseas dormir, sólo para que llegue el día en el que puedas volver a verle, aunque sepas que está lejos.

Y sueñas. ¿Con qué? Con él. Con su sonrisa, sus hoyuelos, su preciosa forma de mirarte entre ojos por su pequeña vergüenza, pero tú eres igual. El sueño se hace repentinamente real, sientes todo lo que ves, y más bien, CREES todo lo que ves en tu imaginación. La imaginación es una cosa muy poderosa, a veces maravillosa, otras, tan triste. Sientes en tu sueño como sus manos rozan tu piel suavemente, pasando por tus brazos, rodeando cada milímetro de piel hasta tomarte entre sus brazos, y darte un beso que significa el mundo para tí.

Sentir en tus labios ese beso, su lengua rozando la tuya con suavidad, su corazón palpitando al mismo ritmo que el tuyo, pues estáis hecho el uno para el otro. Sientes como él sonríe contigo, juega contigo, te hace feliz. Pasas el día con él, ríes con él, le besas a él... y desaparece él.

Despiertas, ¿cómo? Mal. No está ahí, contigo, a tu lado, donde debería de estar. Piensas, ¿En qué piensas? En él, te ha atrapado en su red, te ha hipnotizado con su sonrisa, te ha robado algunos trocitos de corazón que quieres que te devuelva estando contigo.

TE DESESPERAS. 
Te preguntas:¿Cuándo lo volverás a ver?. Te rindes.

Únicamente quieres verle, y sentir su piel rozando la tuya, oler su esencia, quieres quererle.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Noviembre.


Era el final del otoño en una ciudad donde la nostalgia y el frió solo eran el eco de los miles de gritos ahogados, que cada noche impactaban contra la luna y las estrellas.
Ahí estaba yo tapándome los ojos, por miedo a una vida que negaba ser mía.
Lo negaba tan fuerte que podía sentir cada lagrima descender de mis parpados a mi boca, cada cual mas amarga que la anterior.
Siete globos por cada sueño esfumado.
Siete globos por cada persona que me había olvidado.
Aun recuerdo aquel día y el mes al que pertenecía...
Algunos solo lo llaman Noviembre, yo en cambio lo llame final.