Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

sábado, 14 de diciembre de 2013

Se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas

Es cierto, en cuanto a mi me concierne, que todos imaginamos que la mejor forma de disfrutar la vida sería vivirla sin mirar al reloj. Sin calcular cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que vimos a alguien, desde la primera vez que montamos en avión o simplemente, sin saber a qué hora nos fuimos ayer a dormir. Pero suponiendo que todos hiciéramos eso, la vida sería un autentico y desastroso agujero negro en el que unos nos echaríamos de menos a otros, por la misma razón por la que perderíamos por completo nuestra cordura. No pasaríamos un segundo sin pensar en el mañana, o quizás en el ayer, o quién sabe si pensaríamos en el presente (algo que nunca solemos hacer).
Para mí es importante tener un reloj, saber de cuánto tiempo dispongo, cuánto he malgastado, cuántas veces me he equivocado y cuántas, posiblemente, lo vuelva a hacer. Es cierto también que estamos más seguros de nosotros mismos si sabemos que hay algo, por simple que sea, que nos pertenece, y que de una forma u otra podemos controlar y disponer de esto.
El tiempo, junto a la vida, es algo que, desde mi punto de vista, nos pertenece y podemos tener en nuestras manos. No mentiría al decir que no podemos parar el tiempo, pero hay excepciones en las que otra persona si ayuda a que los minutos pasen lentos y se haga eterna nuestra estancia con ellas.
Y sí, puede que a veces queramos retroceder, o que nos gustaría disponer de otras 24 horas para volver a empezar el día de nuevo, pero siempre se puede comenzar de nuevo cada vez que caiga el sol. Siempre sabremos cuántas horas han pasado desde la última vez que nos vimos, siempre recordaremos la primera vez que volamos en avión, y siempre nos quedará un despertador que nos diga que hemos dormido menos de cinco horas, solo por querer que la noche durara un poco más.

2 comentarios: