Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

jueves, 29 de mayo de 2014

Porque por querer también quiero la luna pero la luna se queda pequeña a tu lado.

Quiero todos tus minutos.
Quiero todos tus abrazos.
Quiero todas tus sonrisas.
Quiero todas tus caricias.
Todas y cada una de tus caricias por cada centímetro de mi piel.
Quiero tus besos.
Tus besos de cualquier manera y en cualquier lugar. Son tus besos y no me importa el resto.
Quiero todos y cada uno de tus días.
Quiero tu respiración pegada a mi.
Quiero tu sonrisa a centímetros de la mía.
Quiero que tu prioridad sea yo (te prometo que tu siempre fuiste, eres y serás la mía).
Quiero tardes de película y manta.
Quiero días en mi cama abrazos mientras fuera llueve y hace frío.
Quiero fotos contigo, muchas fotos, de cualquier modo, me da igual pero fotos contigo.
Quiero que vengas, me mires, me sonrías y me abraces, nada más, solo eso.
Quiero que me hagas sentir bien, que me seques las lágrimas y que termines con mis días grises.
Quiero tu olor en mi cama, en mi piel y en mi ropa.
Quiero cumplir sueños a tu lado.
Quiero que seas todo y que nunca dejes de serlo.
Quiero que siempre seas tu, joder.

martes, 27 de mayo de 2014

Un más con un menos.

Un mes más, un día más, un fin de semana más, un viernes más... Otra vez me toca echarte de menos, bueno, en realidad nunca he dejado de hacerlo pero en invierno todo se agrava, debe de ser por el frío, por echar de menos que mi sudadera fueran tus brazos, por echar de menos tus manos con complejo de sábanas y tu pecho a modo de almohada. Nada cambia a pesar de que odio tanto la rutina como el ruido que hace un reloj con su tic-tac. Volver a que me erices la piel, volver a tener tu respiración en mi nuca. Volver a ti, volver al 'nosotros'.

jueves, 22 de mayo de 2014

Cualquiera.

Podría haber sido cualquiera, pero fue él.
Podría aprender a mirarme de nuevo en los espejos, pero nunca me había visto tan guapa como en sus ojos.
Podríamos habernos cruzado 20, en lugar de 21 veces y que no hubiera sido suficiente.
Podríamos habernos equivocado juntos mucho antes, pero preferimos equivocarnos por separado, y menuda equivocación.
Podría comer todo el chocolate del mundo sin engordar y no sustituiría el placer de sus orgasmos.
Podría caminar sobre brasas y hacerle creer a mi piel que es él, volviendo a tocarme.
Podría no gustarme la playa y nunca nos hubiéramos conocido.
Podría rodar sobre la nieve y seguiría notando el frío de su ausencia.
Podrías no haber sido la única persona a la que he deseado desde el primer instante que le vi.
Podría haber sido cualquiera, pero me enamoré de ti.

martes, 20 de mayo de 2014

Las cuatro estaciones.

Si todavía es el calendario el que te dice en que estación te encuentras es porque no le conoces a él.
No has conocido el invierno que es estar sin su piel, sin sus manos, sin sus manos calientes en tu tripa para curar cualquier dolor, sin su aliento en tu cuello mientras duermes o sin su presencia detrás mientras te admira.
No has conocido la primavera que es él besando cada una de tus flores con la humedad de su boca fresca como el rocío de la mañana, la suavidad de su piel como pétalos que te abrazan y mirar a sus ojos y sentir que vuelven a florecer los cerezos, y qué corto se quedaba Neruda.
No sabes lo que es el verano y como es posible derretirse solo con el roce de sus labios, por sudar hasta las ganas cada vez que te acaricia, por preferir comerle a él que a cualquier fruta de temporada (Y eso que son mis favoritas)
Pero sobre todo no sabes lo que es el otoño, ni como es posible marchitarse si estas lejos de él, como recoge sus pestañas cuando caen, como si de las hojas del árbol mas bello se tratara y te mira para hacerte saber que no le hace falta soplar por que ya llegó su estación: la nuestra.

jueves, 15 de mayo de 2014

Grita...

Entre lo poco que sé de la vida,
también te diré que nada de todo
esto vale la pena sin alguien que
te haga ser incoherente.
Ni flores, ni velas, ni luz de luna.
Ése es el verdadero romanticismo.
Alguien que llegue,
te empuje a hacer cosas de las que
jamás te creíste capaz
y que arrase de un plumazo
con tus principios,
tus valores,
tus yo nunca,
tus yo que va.

martes, 13 de mayo de 2014

...

Todo parece que pasa rápido
o tal vez sea yo la que va despacio
Antes de que suene a despedida
piensa que es la unica vida
que podemos compartir
Ni deprisa, ni despacio
a un paso intermedio
y ahora, necesariamente lejano
Por tí, por mí,
y por lo abrazos que puedan quedarnos...

Te quiero, mucho.
Pero no así

jueves, 8 de mayo de 2014

Por pedir...

Por pedir, pido veinticuatro horas a tu lado en las que nos dé tiempo a todo menos a perder el tiempo. Por pedir, pido que me baste ese día para convencerte de querer estar conmigo el resto de tus días. Por pedir, pido y preciso que exista un preciso momento, en el que se te escape un beso cuando menos te lo esperes, y cuando más lo lleve esperando yo. Por pedir, te pido en una tarde lluviosa, dentro de una casa sin gente, sobre un sofá sin cojines para que sólo puedas abrazarte a mí, en frente de mi película favorita… Bueno, si quieres, en frente de tu película favorita… Me pido entonces tus dedos acariciando mi brazo, y mis cosquillas jugando al escondite con ellos. Por pedir, pido dar un paseo al mismo paso, frenarnos en seco de repente, y mojarnos los labios sin que nos vea la gente. Pido, mientras caminamos por cualquier calle, contarte cualquier estupidez, estando cogida a tu mano, y tu risa fuese la mejor de mis melodías, y después, en un intento por no dejarme ir, me hagas perder todo menos la sonrisa

martes, 6 de mayo de 2014

Cambian

Las cosas cambian, evolucionan. Pasan días, meses, años, y te das cuenta de que nada es igual. No sé, ultimamente el tener las cosas claras no es algo que me caracterice, pero, ¿sabes? hay algo de lo que no dudo, que no cambio por nada. Son las caras que ponemos al vernos, los abrazos, los desfases, mirarte, que me mires y sonreir, cantar, bailar, saber que estás ahí, llorar a tu lado, apoyarte, levantarte o guiarte por este duro camino que forjamos, poco a poco, paso a paso, lección tras lección. Y escucharte, por muy estúpidas que sean tus ideas, reirnos a carcajada limpia y gritar a los cuatro vientos que estamos enfadadísimas. Crecer y madurar, porque algún día tendremos que hacerlo, ¿no? Pero sobre todo pasar todos y cada uno de los buenos y malos momentos a tu lado, porque quiero, porque puedo y porque me da la gana.

sábado, 3 de mayo de 2014

Vidas a medias en maletas apretadas

Nos camuflamos los deseos hasta tal punto que inflamos maletas cargadas de ganas. (Joder, que parecemos cama-leones) y, me escondí tan bien, que ni la lupa de tus ojos pudo saber que ya no estaba allí, me congelé entre cenizas, perdí la sangre azul y el corazón tan rojo, que ni Caperucita sabía qué coño hacía en el banquete de Alicia, que se encontró en "Nunca Jamás" buscando su séptima maravilla.
Y, es que yo ya no sé dónde estoy, si, a veces, (y casi siempre) me encuentro soñando entre tu clavícula, queriendo descender por tu columna, y besarte las heridas que esas putas princesas construyeron con sus bocas de fresa.
Si "all you need is love", déjame que lo-ve-a, por favor ven, que yo sabré hacerte sentir lo que en todas esas primeras veces no llegaste a conocer.
Jugando al escondite, me encontré:
"Al escondite inglés, sin mover las manos ni los pies."
Se puede seguir jugando, moviendo las caderas, la vida sigue tienes mucho por cambiar, y aún más por descubrir y es que, el problema viene cuando de tantas idas y venidas ya no sabes qué echas de menos y qué de más.

jueves, 1 de mayo de 2014

Imagínate en tu habitación. Cuatro esquinas, ¿verdad?

Pues la mía no tiene límites, no tiene pared, no tiene color único. Ya no tiene nada. Mi hogar está en las personas que quiero, en los lugares que bebo, en pieles. Hace falta que nos choquemos entre las cuatro paredes una y otra vez, una y otra vez...y así es como aprendemos los seres humanos, a base de golpes y caídas. Aprendes a que nada material vale tanto. Que el precio y el valor nunca se corresponden.
Que tú y yo jamás podremos ser compatibles. Que no quiero ser de nadie, ni que tú seas mío. No entiendes nada, sólo quieres explicaciones, y yo a alguien que no me las pida. Exigimos mucho más de lo que nosotros mismos damos. Y eso, amigos, no es nada justo. Total...como el mundo mismo. ¿Dónde es la próxima parada? No, no me bajo. Es para dejarte ahí. Cuando quieras me llamas. Yo estaré dispuesta a follarme a tus miedos, a tus mierdas, a mandarlo todo a Plutón. Y que conozcas a otra, más guapa, más lista, más alta, más delgada, más tuya de lo que jamás podré ser yo para ti. Pero no olvides quién te mató los fantasmas cuando arrojes sus bragas debajo de la cama.
Vivimos en un lugar llamado cerebro -no el tuyo, idiota, el de al lado.-
No sé de dónde vengo, dónde estoy, ni siquiera hacia dónde cojones voy.
Sólo sé que me muevo.