Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

martes, 26 de agosto de 2014

¿Has sentido esa sensación extraña, dolorosa pero acogedora cuando arriesgas por muy dura que pueda llegar a ser la caída y confiar en alguien con todas las ganas del mundo entero aún sin saber si esa persona dará el sí quiero para toda la vida?
Y es que el amor es como la sabiduría, siempre quieres poseerla pero a la vez el miedo a saber demasiado puede acarrear problemas, por que cuando alguien se enamora lo hace inconscientemente, no es algo que puedas elegir, algo que te ordenes a ti misma sentir, algo espontaneo que aparece en el momento en el que nunca imaginarias pensar.
Sabemos lo bonito del enamoramiento y nos negamos a pensar en ese tal vez, ese tal vez que nubla lo bueno y acaba sabiendo amargo. Eso es lo que tiene el amor, nunca sabes hasta que momento puede ser certero ese "siempre, mi vida" y de esa forma nos apartamos de todo aquello que nos haga sentir bien por miedo a un futuro negro, ¿Pero... hasta que punto es bueno ese pensamiento? Porque... si no sentimos...¿estamos disfrutando verdaderamente la pasión?
Creo en el amor para toda la vida, pero siempre puede haber una persona en la relación que pueda cambiar de parecer... ¿Y entonces qué? Lo más normal sería que la que sintiera el corazón destrozado dejará de querer sentir, tocar, mirar a otra persona, pero eso no sería vida. Sería morir por querer dejar una parte atrás, pero es que verdaderamente lo bueno( apartando lo malo a un lado) siempre va a quedar ahí en tu memoria y si desde un momento creíste en el amor para toda la vida así será, pero que por circunstancias tubo que tomar caminos equívocos.
Volviendo al tema del enamoramiento, de sus mariposas, arco iris y demás cosas "chachis" he de decir que si un amor no se cuida, si no se mima, si no sale de la monotonía... jamás llegará a ningún puerto. Porque vivimos en un mundo en el que creemos que el amor es una cosa que llega como por arte de magia ( que es cierto) y que esa chispa sigue intacta aunque no hagas nada (cosa en la que discrepo) porque hay que cuidar esa pequeña chispa, arroparla del frío y crear burbujas de sonrisas cada día, discutir sin exceso y opinar los muchos va y vienes que tiene la vida.
Hay que buscarle un guiño al amor, y eso transformarlo en un esfuerzo continuo por ambas partes para dar paso de ese modo a un "contigo hasta el fin del mundo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario