Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

domingo, 28 de diciembre de 2014

Una vida del montón, una hormiga en extinción

Qué deciros, para no poner más purpurina al asunto.
Soy una chica corriente,de una familia corriente,con una vida corriente como la de cualquier adolescente. Nada especial. Nunca me han hecho ningún monumento.
Nunca fui la protagonista en ninguna obra de teatro del colegio, nunca fui la última en una importante carrera de relevos, nunca tuve un lunes de brillar con luz propia en el instituto ya que mi cumpleaños cae en verano.
Nunca he sido la única mejor amiga de nadie, aunque yo si que la tuviera. Me he rodeado de buena gente que se ha ido y de gente mala que se fue también, como todos.No destaqué en ninguna habilidad por excelencia, siempre hubo alguien mejor.
Mi madre nunca me ha dicho que me quiere al oído; y mi padre rara vez vino a verme a mis partidos de baloncesto.
Crecí con los cordones desatados de tanto correr y con los pantalones llenos de sietes de tanto caerme. Con los brazos llenos de arañazos a causa de las increíbles peleas con mi hermano y con los bocadillos de mortadela de las cinco y media de la tarde.
Me hormoné.Me puse tonta. Me enamoré.Me la ostié.
Encontré a gente que me comprendía, al menos un poco, y prometí guardar a todas esas personas para siempre.Casi he cumplido mi promesa.
Como cualquier otra chica, he reído con la necesidad de golpear cualquier cosa que tenía delante, y he llorado hasta quedarme dormida con los ojos tan hinchados como bolas de billar.
He sido una valiente y una cobarde al mismo tiempo.
Me he destrozado los nudillos por algunas cosas que he conseguido, y por otras que no.
He abandonado a la primera. A la segunda, y a la tercera. He viajado al pasado en apenas dos segundos y me han entrado ganas de vomitar. Sí, tengo y he tenido complejos, pero nunca fui una acomplejada subnormal.
Ya veis. Nada diferente. Siempre notable, de vez en cuando bien y resbalones de insuficiente. No soy una extraterrestre. Me duermo por la noche y me levanto por la mañana.

Lo único que podría destacar ahora en mi currículum sería la falta de egoísmo. Odio a la gente puramente egoísta. Y en ocasiones me odio a mí misma por eso.
Me incomoda la gente que se queja tanto por mierdas, que llora demasiado en películas exclusivamente románticas y que se olvida de que hay gente que depende de ti para seguir. Aunque no te lo digan.
Es el síndrome ''querer más de lo que se debe'', ''dar más que recibir'', ''esperar demasiado de los demás''.
Luego coge la realidad y te lo representa en plena cara. Como una pancarta publicitaria, en una carretera solitaria.
Porque en esos momentos estás sola. O te sientes sola. O estás esperando a alguien que no va a venir o tú no sabes que lo estás aguardando.Sólo sabes que no sabes nada, como el filósofo de pacotilla.
Y pensándolo bien,si de verdad te encontrases solo en una carretera solitaria,de normal y a cualquier hora, ese sitio muy corriente no es, diría yo. Y cualquier individuo que me encuentre por ahí tampoco.

Lo que me da a pensar que, ni tan sencilla, ni tan corriente, después de todo.
Y la persona con la que me encontraré, tarde o temprano, tampoco.

Tu bicho raro preferido se aburre y te está esperando, curioso transeúnte. 

sábado, 27 de diciembre de 2014

Wall of people

En una sociedad tan hipócrita como ésta, con estereotipos tan marcados y que te encasillan fácilmente, y en la que está de moda ir diciendo por ahí que todos somos diferentes,cuando en realidad todos somos iguales,nunca está de más recordarnos el cómo.
Es algo de lo que no nos queremos dar cuenta.
 Sí, nosotros sabemos que todos comemos de la misma mierda, y que crecemos con el mismo método basado en la etiqueta comercial.Que la tele la llenan de gente gilipollas para amaestrarnos a su manera, la de los gilipollas, la del imperio gilipollas, mientras la espiral corrupta en la que nos encontramos se hace cada día más grande y los de ahí arriba puedan controlarnos a sus anchas.Las diferencias se hacen cada día más grandes y cada vez somos más los que sostenemos a los pocos que tienen un despacho propio en un edificio de finanzas, con secretarias a las que se follan y tremendos fajos de billetes que se cobran por una
inútil junta.
En esas juntas aprovechan para  ''estudiar'' cómo pueden mantenernos absortos de todas las injusticias que se están haciendo, -ya sea con programas de televisión, con partidos de fútbol o con concursos a la Costa Brava- y de paso planearse un viaje a las Bahamas, con yet privado, por supuesto.
Lo mejor de todo esto, es que siendo conscientes de la situación, nos retiramos a la dejadez, a la resignación,a la humillación y al sometimiento.
Es mejor vivir de espaldas de cara a la política, cuanto menos saber de ella mejor, ¿y quién necesita saber de sentido común y de vida real cuando puedo estudiar una doble licenciatura y conseguir un buen enchufe? Llegas a casa y te enciendes Mujeres y Hombres y Viceversa mientras comes, te ríes de su subnormalidad, cuando tú eres el subnormal que los está viendo, y que está enganchado.
Ya sea Gossip Girl, Skins,Misfits,Jersey Shore, programas varios a la hora de las noticias, las grandes industrias de la moda y sus patrocinios en las revistas,las redes sociales con sus canis,sus emos,sus pijos,sus rappers,y sus ''alternativos''; canciones cómo Young Wild and Free o Forever Young, que nos hacen sentir tan libres en un mundo que,mira por dónde, no nos comprende a ninguno.Qué pena, que desgraciados somos, que me ha dejado el novio, que me encierran en verano: menuda mierda vida cuando puedes ser un niño desnutrido del profundo Congo lleno de bichos.
No digo que las canciones no transmitan cosas buenas, sólo digo que las sacamos de contexto, y las relacionamos con cosas absurdas de las que hacemos una montaña. No digo que la letra no sea bonita, sólo digo que tendemos a hacer de ella un sueño, una felicidad momentánea, cuando tendría que ser una realidad. Creemos que es una realidad. Pero mira a tu alrededor.
¿''joven,libre,salvaje, ''jóvenes eternamente''? ¿Pero qué clase de chiste es éste?
No creo que puedas ser libre cuando te levantas todas las mañanas y te pones esa ropa porque la lleva todo el mundo, convencida de que a ti te gusta y a los demás les gustará, te miras al espejo y te echas rímel o te engominas así el pelo porque sabes que los demás prefieren verte así que con la cara lavada, o el pelo sin tocar, porque tú así, ¡estás horrible!
Sí, es más fácil ir a lo artificial a la hora de criticar, a lo que se ve, cualquier mínimo defecto es la perfecta excusa para poder ponerle esas pegas que alimentan tu ego. Vas de persona imperfecta, la más torpe, la que le pasa de todo, pero se meten contigo y púm! El otro ya es peor que tú.. ¿entonces ya no eres tan imperfecto no? Venga ya.Esto es muy propio de la gente cobarde, de gente tan débil interiormente que tiene que sentirse bien escribiendo o reivindicando que qué falsa es la gente, que se la suda lo que digan sobre él, y luego  es el primero que se apunta a una pelea de barro de película, sea de quien sea. Basura que se amontona en este vertedero, que conocemos todos muy bien.
Cabe decir que las mejores personas, las de verdad,siempre salen las que peor paradas.¿Porqué? Precisamente por no ceder a lo que ya es una realidad.
 Pero ellos tienen un punto a favor, nunca podrán ser arrastradas por la marea, nunca se rendirán al mismo juego que esos mierdas, o de esas zorras, nunca se pondrán a su altura, nunca permitirán que se les clasifique -ni de fachas ni de perroflautas- ni de otra cosa parecida. Esas personas luchan todos los días. Esas personas no se comerán el mundo, lo moverán, y sí, son pocas.
Pero están preparados para cortar esa espiral, de estar por encima de esa ''pirámide'',de todos esos ideales alimentados. Jóvenes, adultos, niños, ancianos. Tremendas ganas de vivir, que no se conforman con la mediocridad, gente generosa, con brillo en los ojos, con ganas de enfrentarse al mundo, de decir que no sólo han venido a vivir aquí una vida, sino una gran aventura.
Admiro tanto a esas personas, que ojalá pudiera ser cómo ellos.Porque aunque me cueste reconocerlo, y a pesar de pensar todo esto, yo sigo viviendo en una jaula; cómo la mayoría (toda) la gente de mi alrededor.
No basta con correr por un campo solitario tarareando que World is Over; o de agarrarte a la proa de un barco y soltar a los cuatro vientos que eres el rey del mundo, o de hacerte jefe del sindicato de los libertadores de la nosequé y la nosecuantos. No basta.
No todos tenemos esa misma suerte, porque es una verdadera suerte, ser de esa manera. Pero el camino se lo hace uno solo, y por encima de todos mis sueños, éste es sin duda el mejor.

Construir un camino hacia la verdadera felicidad.

''Un país, una civilización,se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.''
(Mahatma Gandhi)

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Navidades.

Fechas, para unos delicadas, para otros magnificas, para otros simplemente es una fecha más.

Un 24 de diciembre en el que un vagabundo duerme a la sombra de la felicidad de la gente, arropado entre trapos viejos, mientras sus tripas rugen por un pan que llevarse a la boca y mientras...escaleras más arriba decenas de personas preparan sus más ricos manjares, sin importar toda esa clase de catástrofes que se encuentra uno nada más salir de casa.

Una calle más abajo se sitúa un orfanato, niños y niños buscando la respuesta del porqué, del porque les ha tocado a ellos sufrir desde prácticamente el principio de sus vidas mientras otros juegan a hacer muñecos de nieve, navegando por un trineo que seguramente su padre les ha comprado con mucho cariño, y ellos están ahí,  huérfanos mirando por la ventana la vida pasar... Enfrente de ellos otro anciano mira por la ventana, en ese cuarto en el que pasa todos sus días, en ese asilo en el que nadie le va a visitar y el le ruega, a ese Dios que ni siquiera sabe si existe que su mejor navidad seria descansar en paz, por fin.

En ese mismo momento, 25 de Diciembre a las 00:00 en un hospital en la misma cuidad dos recién nacidos dan la bienvenida a la Navidad, le dan color y sentido a una madre que dará todo y más por que sus hijos pasen las fechas rodeados de regalos, calor y cariño, tres plantas más arriba una decena de personas están entre la vida y la muerte, una fina cuerda que se puede romper en cualquier momento, unos familiares preocupados, con el corazón desgarrado, sin poder dormir...

Un cuarto de hora más tarde un accidente ocurre una avenida más abajo del hospital,  un coche conducido por un empresario que llega tarde a cenar por cuestiones de trabajo, conduce con prisas con ganas de sacar los regalos de su casa y darle las felices fiestas a su familia...cuando de repente un conductor borracho llora sus penas entre carreteras desiertas corre veloz por carril contrario hasta chocarse contra este.

Esa misma mañana una niña se despierta, corre hacia su árbol y observa que no hay nada, ni un simple regalo, a sus padres les han desahuciado, hoy abandonan la casa, en plena Navidad mientras... en esa misma casa pero en diferente piso una familia numerosa disfruta de una agradable mañana entre familiares, risas y regalos.

A la hora de comer un caballero invita a comer al restaurante más caro de su cuidad a su pareja, nervioso y entregado deja caer sus piernas al suelo pidiéndole matrimonio a la chica más bella de su mundo, pero en ese mismo suelo dos manzanas más arriba otra pareja, familias y animales buscan restos entre cientos de cajas de juguetes, entre restos de manjares que la gente ha tirado.


domingo, 21 de diciembre de 2014

Caos flotante

Ya no sé ni si quiero que me encuentren.
Se está de a gusto aquí; sentada,efímera,flotante... corriente de oxígeno sin válvula de escape.
Vacío, dispensión, arte degradado, CAOS.
Días de ardientes quemaduras y noches de bebidas cicatrizantes.Desvelos,comidas de conciencia, relojes oxidados y mucha,mucha mierda.
Efímera y flotante. ¿Oyes? No furiosa,no rencorosa, no orgullosa, no zorrororosaputa.
Efímera y flotante.

Y aún te preguntas, porqué ya no puedo perdonar(te).

sábado, 20 de diciembre de 2014

''Tu sólo sigue el guión''

¿Sabes qué es lo que pasa? Que llegó un día en el que me harté.
Ese absurdo guión complicado de nadie; guión-instrumento que encantaba a serpientes y desencantaba a esos problemas que te comían por dentro; guión-multijugos al que lanzabas resentimiento de culpa,de ignorancia y de madurez.
Un monólogo sin sentido, un camino de ida y vuelta por la misma carretera; la misma historia de siempre y diferente protagonista a la que llenabas de rosas.Era fácil reírme sabiendo que todas esas palabras y esos gestos ya estaban usados, que eran de segunda mano... o de una tercera, que aún no te conocía para que se llevase la ostia.Lo sigue siendo.
Cogí el guión y lo arrugué, y luego te lo estampé en plena cara.Pensé en lo bien que me había quedado.Pronto supe que era la primera vez que te lo hacían.La trama era espantosa y la escena os la podéis imaginar.
Durante estos meses, no llevo la cuenta de las veces que han dicho ''corten!'' pero sí que recuerdo cada una con exactísima precisión.Ir a vestuario es cómo un toma de contacto con lo desconocido, pero cuando acaba la función, las luces se apagan y se baja el telón; yo ya sabía a lo que me enfrentaba.
Esto sólo acababa de empezar.El guión se salía de la representación, corría, se esfumaba, tu no lo alcanzabas, tú no lo entendías, tú lo perdiste.
¿Tú perdiste el guión sin querer?.Se quedó en alguna mesilla de algún camerino de algún vagón ambulante de cierta ciudad y luego te diste cuenta que te habías dejado la ventana abierta y sus hojas ya se encontraban incluso más lejos.
Esa historia que contaba, esas bonitas incorrecciones, esa magia de ''la primera vez que...'' esos lagrimones al leerlo, esa pena consumida,esas sonrisas al verlo en tu escritorio, esa nostalgia al no tenerlo entre tus manos...
Palabras sueltas vuelan y vuelan libres, incompletas algunas; pero felices.No había fin.Sin embargo puedes y siempre podrás recordar la última frase perfectamente.Estás condenado a hacerlo.
Guión que comenzaba otra vez una nueva historia, en una nueva página, contando una nueva aventura.Guión mudo de tantas noches que fue tuyo.
Ese guión, soy yo.

Atentamente, Nunca tuya.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Me hago un vestido con todo lo que he perdido

y ya tiene sentido el sonreír
(pero no muy lento, que se escapa el tiempo, y los girasoles se empeñan en ponerse no de cara al sol, sino al puto pasado)

martes, 16 de diciembre de 2014

ALL I WANT FOR CHRISTMAS IS ME.

Las navidades ya están aquí. Y no, no estoy tan ilusionada como otros años, no me van a regalar nada y no, no me importa. Los días no están tan helados y aún puedo dar patadas a las hojas de camino a casa... llegar a casa es un infierno, salir de ella; un alivio.
Hemos puesto el árbol de navidad hace unas horas, me he alegrado ya que pensaba que este año no lo pondríamos.
No son Navidades amargas, simplemente diferentes. Voy a hacer todo lo posible para que no sean así... no soy buena consolando, pero doy lo mejores abrazos del mundo.
Aunque haya gente que no los haya probado hace ya bastante tiempo. Parece que hable con indiferencia, pero no, me jode.

Cambios. CAMBIOS.Y más cambios...
Mi deseo del 2014 se cumplió, y por eso yo ya no pido nada más.
En realidad, pido el deseo del 2015. Pero es que ese es ya del año que viene, ¿o de este y el otro era del 2013?
No voy a desear que el gobierno del payaso este funcione,ni de que sus reformas y recortes nos hagan creer que un día estaremos bien (?). Ni tampoco que la palabra democracia signifique de verdad libertad.
No voy a desear que no haya más guerra en el mundo ni que me lleve mejor con mis padres.
Ni que vuelva la confianza que algún día perdí en esas personas. Ni la amistad.
No voy a pedir que siga con él el año que viene... no voy a pedir que no vaya a sufrir.

Que no vaya a sufrir.
No voy a pensar en los demás pero tampoco en mí misma.
Yo sé que seré feliz.
Sufra o no.
Sea 2015 o 2030.
Sea por un momento o para siempre.

+ Ahora ya me conozco lo suficiente para saber el porqué.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Que de qué

Que no es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita;
 que el dinero no da la felicidad y que a veces la confianza da asco. Que sobre gustos no hay nada escrito; que quien se pica, ajos come; que de tal palo tal astilla; que lo que mal empieza mal acaba; que de lo que se come se cría; que quien a decir agrias verdades se pone verdaderamente agrio -sí, creo que era así-. Que quien anda deprisa, es el que tropieza;que quien no arriesga...no gana, que quien tuvo...¿retuvo?.

-Que quien bien te quiere te hará llorar, pero también dicen que quien te quiere no te hiere-

Que no hay monstruos en el armario, ni los reyes magos te vigilan para ver todo lo malo que haces. Sé que los malos son muy malos y los buenos no son tan buenos. Créeme...que los besos a escondidas saben mejor. Que ser demasiado egoísta te acarrea bienes propios pero también problemas ''más propios todavía''. Que el mundo está plagado de personas agradables y a la vez, de personas que no merecen ser llamadas personas. Ahora sé que no hay calcetines para el pie izquierdo ni para el pie derecho. Que no está bien reírse la gente, pero la cosa cambia cuando tú eres el que se mofa de esos que lo hacen.¿¡Que es bueno pisar mierdas de vez en cuando?!. Que las medias se rompen muy fácilmente y que el pintalabios rojo no se borra de las camisas blancas.Que la reacción a la traición no se puede tomar en caliente y que la venganza se sirve en un plato bien frío.

 Y lo más importante: sé que de siete días a la semana...yo te quiero ocho.

sábado, 13 de diciembre de 2014

De cómo entré,desordené,estropeé y arreglé tu vida.

Nunca supe que es lo que fue. Como yo, una chica aparentemente normal y del montón, pude enamorarle. Cómo esa pequeña cosa por la que nadie apostaba se convirtió en algo tan grande. Aún recuerdo lo que decían sus amigos -''no te pega nada''- y los míos... -''ya sabes lo que dicen de él''- Yo sonreía, tu sonreías.
Incluso las zorras rezaban para que esto no se alargara más de 2 o 3 semanas. Parecen haber caído uno o dos diluvios desde entonces.

Hasta que ayer, lo comprendí.
Nada hubiera sido lo mismo sin esa herida a lo Elm Street que me marqué cuando nos ''conocimos'', sin esos 15 minutos de espera que te pegabas... que más tarde merecían la pena cuando te reías de cómo corría. Esos momentos en los que me acercaba a ti con esa cara de ''perdóname'' cara de risa y miedo a la vez; yo ya sabía lo que iba a pasar después, pero ya sabes.. me encanta actuar.
Las mierdas que he pisado, para luego restregártelas por el pantalón cuando llorabas de la risa.Esa falsa imitación del hielo, te lo pase tan rápido que casi te lo tragas. Correr por la Gran Vía gritando cuánto te odio y tu detrás mío, justificándolo a la gente con un  ''está loca''; ''está loca''. El mapa de tu habitación parece un folleto del chiquipark de los colorines que tiene marcados y subrayados. Siempre que vamos al cine nos riñen, ya sea por delante, por detrás, a mi izquierda o a tu derecha... la culpa la tienes tú que me sigues el juego. Y nos encanta el arte de discutir, pero las reconciliaciones aún más-
Siempre  me dejé llevar, con la guardia bajada a todas partes; no me importaba nada, nada... si coprotagonizabas conmigo mis aventuras. Incluso cuando nos hicimos tanto daño, seguía siendo esa chica. Tú chica. Y tú lo notaste.
Nada hubiera sido igual si no te hubiese llevado a mi rincón favorito de la ciudad esa tarde de principios de noviembre. Nada hubiera sido igual si al mirar esos ojos no te hubieses dado cuenta de qué era en realidad lo que echabas de menos.

Sí era eso, yo también busqué, y encontré.

Yo sin querer, te había cambiado...

jueves, 11 de diciembre de 2014

Un aplauso a todos vosotros, que lo habéis logrado-

Otro día de mierda.
Llevo varios días así y no sé qué es lo que me pasa. Veo el 13 de diciembre como una meta inalcanzable rodeada de alambres eléctricos y vigas de acero. Yo corro y los salto, pero siempre acabo tropezándome y cayendo, partiéndome la mandíbula contra el duro y frío metal. La mandíbula además, qué coño.
Sí, eso ha sido lo que he soñado hoy. Y creo que es lo que llevo soñando toda la semana. Lo que pasa que no lo hago cuando duermo sino cuándo ando despierta y eso suele ser más duro.
Veo a las personas tristes a mi alrededor y eso me pone triste.
Veo mis esfuerzos ahogados.
Veo a las personas que quiero lejos de mí y a las que me quieren lejos demasiado cerca. Demasiado cerca para escuchar lo que cuentan. ¿Sabéis? Yo ahora mismo podría pasar de ello, pasar de todas esa mierdas que sólo se dicen por pura envidia y seguir, que es lo que llevo haciendo un año entero. Enserio que puedo hacerlo. Lo he demostrado.
Pero soy una persona, como otra cualquiera al fin y al cabo, una chica de dieciséis años que se emparanoya y se preocupa demasiado. Llevaba días en que las cosas no salían bien y hace una semana me miré al espejo.

Tengo que contaros que la sensación fue desagradable no, lo siguiente a horrible y lo que le sigue a nauseabundo. No sé ahora cómo me vería, pero la sensación en ese momento fue como ninguna en mi vida.Me empecé a comparar y a buscar posibles competidores y los encontré.Recorté photoshoots de revistas y las pegué en mi habitación, señalando partes importantes.
Y entonces me pregunté ¿que pasaría si...? Y sin pensar lo hice.
Y no sólo una vez, sino 2,3,4,5 veces.He de reconocer que no me sentí yo en ningún momento. Yo sólo veía a una extraña a la que mi yo interior le habría gritado ''¡Qué haces descerebrada!''
Todo lo que había dicho, todo lo que había aconsejado, se esfumó. Y ahora sólo puedo callarme.

No soy tan fuerte como creía. Y ya está.
Y me siento muy mal, pero es que tenía que contarlo.Necesitaba contarlo. ¿Consciente de que esto lo leerá gente que conozco? supongo, pero la verdad es que a los que les importo me preguntarán y a los que no se quedarán callados, sonriéndome mientras le preguntó que tal fue el día.
Menuda entrada de mierda. Como el día. Eso ya lo he dicho antes no?

domingo, 7 de diciembre de 2014

Preguntadme a mí primero

Ya os dije que nunca sé como empezar las cosas; y cómo ahora no me apetece pensar... dejaré aquí una serie de frases revueltas al azar, que a lo mejor no tienen relación las unas con las otras, o a lo mejor sí.

Llevo un mes de la ostia. No se puede describir de otra forma.
Sensación de que el mundo se te cae encima y tú no sabes porqué... como si hubieras hecho algo que la gente no te lo recrimina a la cara... sino que lo va insinuando a las espaldas. ¿Tengo que decir que muchos de ellos los consideraba amigos?
No me duele el hecho de que se me echen las culpas de algo a lo que no encuentro explicación, porque no la hay.. sino que las personas que lo hacen, al menos muchas de ellas, las conozco de muchísimos años y jamás pensaba que dijeran esas cosas de mí. Te llevas una decepción y eso duele. Imagino que a vosotros os habrá pasado lo mismo...

Empiezo a darme cuenta que no es culpa de este mundo en el que vivimos, sino las personas tan odiosas que hay dentro de él.
Sé que mucha gente que me conoce de primera mano lee esto, porque lo sé simplemente... no tengo que enterarme por ahí de quienes lo leen -aunque ya lo haya hecho- no quiero que se sientan identificados, lo único que quiero es que vean la situación desde arriba.. y que luego vayan analizando uno a uno, el ''cómo se sentiría'' empezando por mí.
Poca gente sabe lo mal que lo estoy pasando ahora...
y que nadie puede ayudarme. Nadie.
Es como entrar a un concierto y ver muchas caras conocidas... que en realidad te parecen todas extrañas.
Todo el mundo te mira pero no se acerca. Todo el mundo habla sin saber.
Viven en una realidad que no es cierta pero prefieren quedarse con ideas preconcenbidas.
La realidad es dura y asquerosa.

jueves, 4 de diciembre de 2014

El amor llega. No siempre en buen momento.

Mi (querido) amor:
Si, soy yo, la persona que te prometió no volver. La persona que ha roto su promesa. La que juró olvidarte.
Tengo tantas cosas que decirte que no se por donde empezar.
Lo siento, te quiero, te echo de menos, lo siento. Esas serían una de las cientas de palabras que podría decir para intentar mostrarte como me siento. Se que tú sentiste esto hace meses. Este dolor que muerde al alma.
Hace tiempo que deje de pensar en mi, en mi felicidad, en mi futuro, en mis ganas de vivir la vida, en mis alocados fines de semana. Cuando te fuiste, nada cambio, era yo contra el mundo, con mujeres y tabaco.¿ Para que quería más? A mi edad eso bastaba.
El otro día te vi ¿sabes?. Sentí más adrenalina en el cuerpo que cuando hice puenting este verano.
Estas más bella que nunca. Los vaqueros te siguen sentando igual de bien, a pesar de que estés algo más delgada. Tú pelo. Tú pelo esta radiante. Cada milímetro de tu cuerpo me hizo recordar lo feliz que me hiciste sentir. Sólo el verte me alegro el día. Fuiste la causante del desvelo de las noches del doce al treinta.
Fueron esas noches cuando todo cambio. No se que ha pasado. El frío ha vuelto, pero tú no. Se que no lo harás. Luchaste por mi, por lo que querías. Lo único que supe darte a cambio fue un adiós.
Adiós, dije con la boca llena de orgullo y nada de dolor.
Los anuncios son eternos, y lo peor de todo es , que no podre contarte como ha acabado la maldita película. Porque hoy con la boca más vacía que llena , te gritaría " Vuelve" hasta que mis lágrimas te dieran un toque al corazón y me abrazases como solo tú sabías hacerlo, envolviendo tus dedos entre mi cabello claro y algo fino.Como un príncipe, ¿ recuerdas?. No se como me convertiste en príncipe sin  yo verte como mi princesa.
Creo que ahora lo entiendo todo. El amor que te hice sentir es aquel que no sentí en Junio, pero si en Diciembre. Nuestra historia continúa princesa, aunque los capítulos están escritos en páginas grises.
Hablan de mi presente y de tu recuerdo.
El amor sigue, aunque no con el verbo amar , sino con el de doler.

martes, 2 de diciembre de 2014

En lo bueno y en lo malo. En lo alto de una montaña o en mitad de un océano. Te quiero Lydia.En lo bueno y en lo malo. En lo alto de una montaña o en mitad de un océano. Te quiero Leire.

Leire. Hace  un año que apareciste en mi vida pero, eso no me importa. Sé que viniste para quedarte. Sé que yo entré en tu vida para quedarme y para hacerte sonreír cuando todo va en contra. Para darte abrazos cuando más lo necesites o simplemente porque nos apetece. Eres muy grande para ser tan pequeñita Leire y mil gracias por entrar en mi vida.
'La vida es de colores si estás a mi lado pequeña princesa.'