Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

miércoles, 15 de junio de 2016

Esta noche dime que me quieres.

''+¿ Y después qué hiciste?

-Nada. Esperé toda la tarde. Pensé que, teniendo en cuenta su manera de ser, al final acabaría respondiendo.

+ ¿Por qué? ¿Cuál es su manera de ser?

-Educada y lineal. Estoy seguro de que cuando leyó el mensaje una parte de ella quería responder por educación y la otra tenía miedo de hacer algo inapropiado.

+¿Y al final?

- Me contestó. Mira: 'Creo que se ha equivocado de número'. A continuación yo le escribí '¿Y si ha sido la fortuna la que ha hecho que me equivoque? ¿Y si es cosa del destino?' Me pareció oírla reír.

+¿Por qué?

- Porque era el momento oportuno. Para cualquier mujer, incluso para la que se siente más realizad, con hijos, una familia estupenda, satisfecha con su trabajo, siempre llega un momento en el que se siente sola. Y entonces se acuerda de lo que la ha hecho reír. Y, sobre todo, de quién lo provocó. Para ella te conviertes en una costumbre, en algo que poco a poco empieza a formar parte de su vida. Cada día recibe una frase, un pensamiento bonito sin ninguna insinuación... Después, de repente, paras. Durante un par de días, nada, ni un mensaje. Y ella se da cuenta de que te echa de menos, de que te has convertido en una cita inalterable, en un momento esperado, en el motivo de una sonrisa. Entonces vuelves a escribir y te disculpas, te justificas diciendo que has tenido un problema y le haces una pregunta muy simple: '¿ Me has echado de menos?' Sea cual sea la respuesta, la relación ya ha cambiado.

+¿Y si no contesta?

- Eso también es una respuesta. Significa que tiene miedo. Y si tiene miedo es porque puede ceder. Entonces puedes arriesgarte y decirle: 'Yo si te he echado de menos'. Y sigues avanzando. ''

No hay comentarios:

Publicar un comentario