Choose your langue

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

martes, 14 de junio de 2016

Esta noche dime que me quieres.

''Estaba hambriento de ella y, cuando la vio doblar la esquina del final de la calle, se quedó sin respiración. El corazón empezó a palpitarle con fuerza, cada vez más fuerte, tanto que casi se ahogó.
Aysu caminaba de prisa, lucía un abrigo largo de espiga gris y grandes bolsillos en los que tenía metidas las manos. Llevaba un bolso colgado del hombro izquierdo. Debajo, vestía unos pantalones grises de rayas, unas botas negras y un jersey de cuello cisne de color crudo. Llevaba parte del pelo recogido. Estaba guapa. Sugestivamente guapa y desenvuelta. Entonces marcó el número y se escondió en el portal de al lado, en la penumbra. Al otro lado de la calle, Aysu se detuvo. Abrió el bolso y hurgo entre sus cosas hasta que encontró el teléfono. En seguida vio el número. Nunca lo había borrado. En vez de hacerlo, lo grabó poniendo una interrogación en lugar del nombre. Se quedó quieta, inmóvil. Cerro los ojos y a continuación exhaló un suspiro. Hacía mucho tiempo que esperaba aquella llamada. Le habría gustado no recibirla, pro sabía que llegaría. Entonces abrió el teléfono. Se quedó en silencio. Oyó su respiración. Shah, al final de la calle, lejos de ella, en la penumbra de aquel portal, la observaba. Sonrió y luego habló.

- Estaba... Estaba pensando en ti. -Aysu continuó con su silencio-. Estaba pensando en cómo te echado de menos. Pero no durante estos últimos días. Si no siempre. Estaba pensando en que podríamos ser felices, en lo bonito que seria ser una pareja cualquiera, incluso aburrirnos en el sofá, mano sobre mano, delante de la tele. Estaba pensando en lo bonito que sería discutir, decidir dónde ir de vacaciones, quizá no ponernos de acuerdo. Y en lo bonito que sería dejarte ganar... O no. -Aysu sonrió. Sha la vio desde lejos y continuó-: Estaba pensando en que tenías razón. He descubierto que Claudine no se mató por mi culpa y, dentro de lo que cabe, estoy más sereno. He perdido mucho tiempo. Para mí siempre ha sido muy difícil, pero al final he entendido que he tenido suerte... Te he oído tocar. - Aysu bajó la cabeza. Movió los pies con embarazo. Después continuó escuchando-. Pero lo más importante es que tengo ganas de amar, y tengo ganas de amarte a ti. - Aysu siguió con su silencio-. Te esperaré en el bar de debajo de la iglesia, donde nos conocimos, donde no quisiste ir a tomar algo la primera vez que nos vimos. Te esperaré esta tarde... Estaré allí desde las siete. Y durante toda la noche nos estará esperando un avión que nos llevará a donde tu quieras. -Aysu exhaló un largo suspiro. Y él entendió que era como si le hubiera dicho: ''¿ No quieres decirme nada más?''
Entonces simplemente añadió: -Te quiero. ''